Newsletter
Síguenos

Recibe las mejores historias del deporte peruano y mundial

La estrella de Senegal

El domingo, Senegal hizo realidad el sueño postergado de coronarse por primera vez como campeón de África. El principal gestor de ese título ha sido el director técnico de los ‘Leones de Teranga’, Aliou Cissé. El exitoso entrenador no solo ha llevado al seleccionado de su país a alcanzar importante logros, también se ha destacado por exigir que la negritud sea más influyente en el deporte rey.

La final de la Copa Africana de Naciones se centró en el enfrentamiento entre Sadio Mané y Mohamed Salah, estrellas del Liverpool y las figuras más importantes del fútbol africano. Sin embargo, para el delantero de Senegal ganar el título no solo representaba ganarle la pulseada a su colega y posicionarse como el futbolista más exitoso del continente. También le concedía la oportunidad de reivindicar a uno de los personajes que más admira: Aliou Cissé, el seleccionador de los ‘Leones de Teranga’.

A Cissé no le faltan méritos para ser considerado como una de las figuras deportivas más reconocidas de su país. Nacido en Ziguinchor (1976), migró a Francia a los dieciseis años. En el país galo daría inicio a una exitosa carrera profesional que incluyó ser parte de clubes como Lille, Paris Saint Germain, Montpellier, Birmingham City (Inglaterra), Crystal Palace (Inglaterra), entre otros.  “Era un jugador regular, que se debatía entre el titularato y la suplencia. En el PSG siempre mostró ser trabajador y era muy querido en el vestuario por su gran carisma. Siempre tenía una sonrisa en el rostro”, señala Laurent Marchal, un socio del PSG que lo vio jugar en la década del noventa.

https://twitter.com/Mercado_Ingles/status/1490692090149445638

EL CAPITÁN DE LOS LEONES

Su paso por Francia también le permitiría conocer a un personaje que sería clave en su desarrollo: el director técnico Bruno Metsu. “Cuando lo conocí supe que yo algún día sería entrenador”, señaló en una entrevista al detallar sobre la influencia que tuvo Metsu en su carrera. De la mano del técnico galo, Cissé sería parte de una selección que dejó huella. El 2002 fue un año clave. En enero, capitaneó a un equipo que llegó a la final de la Copa Africana de Naciones (AFCON, según sus siglas en inglés) tras eliminar a la favorita Nigeria. El torneo terminó de forma agridulce debido a que perdieron el partido por el título ante Camerún en una definición por penales en la que Cissé tuvo la desventura de fallar su intento.

TAMBIÉN LEE: La conquista de Guinea, radiografía del país africano

Unos meses después, los ‘Leones de Teranga’ volvieron a dar la sorpresa al completar una de las mejores performances de una selección africana en un mundial. Su participación en Corea-Japón empezó con un batacazo al ganarle a Francia, el campeón vigente, en lo que sería un resultado que terminó siendo clave para pasar a la siguiente ronda. En octavos, superaron a Suecia en un partido que se definió con gol de oro. La aventura mundialista terminó con la eliminación en cuartos a manos de Turquía. En todos los encuentros, Cissé llevó la cinta de capitán.

Tras su retiro de las canchas, Cissé continuó su carrera como director técnico. Tras experiencias como asistente y entrenador de la sub-23, en el 2015 asumió el reto de dirigir a la selección absoluta. Al poco tiempo, obtenía su primer logro importante: clasificar a su selección a la Copa del Mundo por segunda vez en su historia. La clasificación a Rusia 2018 trajo consigo un polémico galardón: entrar al reducido grupo de seleccionadores africanos en una Copa del Mundo —solo han sido cinco a pesar de que los combinados del continente han participado en 24 oportunidades—.

ACTIVISTA DE LA NEGRITUD

En Rusia 2018, Cissé llamó la atención de la prensa más conservadora por usar trenzas. Una declaración de intenciones que se condice bastante bien con el discurso activista que pronunció durante el mundial. “Soy el único entrenador negro del Mundial, pero la verdad es que esos debates me molestan”, señaló en conferencia de prensa. “Se ven muchos jugadores africanos en países europeos y en clubes importantes. Ahora necesitamos que los entrenadores africanos demos ese paso”, añadió.

En la línea de su discurso, resaltó que en ese entonces la selección del Congo contara con Florent Ibenge, un entrenador nacido en el país africano. “[Los técnicos afros] Somos muy buenos tácticamente, y tenemos el derecho a estar entre los mejores entrenadores a nivel internacional”, declaró.

https://twitter.com/SportYou/status/1009453669216120832

De acuerdo con el docente universitario y activista afrodescendiente José Miguel Vidal, las acciones de Cissé permiten poner en evidencia una realidad presente en el deporte rey. “En el fútbol operan dinámicas de racismo estructural que se traducen en escasas contrataciones, falta de oportunidades y desigualdad salarial para entrenadores africanos y afrodescedientes en las grandes ligas europeas”, afirma el especialista. “Con sus declaraciones Cissé fija el debate en el tema del racismo en general. Discursos que plantean que los afros tenemos capacidad para realizar ciertas labores en la cancha, pero no para otras como dirigir un equipo o ser aplicados tácticamente”, añade.

Dicho discurso lo complementó con la buena performance de su seleccionado en la Copa del Mundo. Senegal derrotó a la favorita Polonia en la primera fecha, empató con Japón en un partido en el que estuvo arriba en dos oportunidades y solo perdió con Colombia. Su eliminación no tuvo que ver con puntos o con goles. Debido a la paridad que tenía con Japón en dichos registros, se terminó aplicando la regla del Fair Play que provocó que los ‘Leones de Tarenga’ quedaran fuera por haber acumulado más tarjetas amarillas que su par nipón.

Este año, Cissé volvió a manifestar su posición de defensa de lo afro. Ante las declaraciones del entrenador del Liverpool, Jurgen Klopp, en los que calificaba al AFCON de un torneo pequeño; el técnico senegalés respondió de forma enérgica. “¿Quién se cree que es? Dirijo Senegal y mis futbolistas juegan con Klopp en Liverpool. Respeto a Liverpool, pero no a Klopp que socava los eventos del fútbol africano. Él está donde está hoy debido a los futbolistas africanos”, afirmó. “Tiene el coraje de llamar a AFCON un “pequeño torneo”. AFCON tiene el mismo número de participantes [24] que la Eurocopa”, añadió.

TAMBIÉN LEE: Una leona jamás se rinde, la campaña de Sierra Leona

Esas declaraciones tienen que ver con la perspectiva que tiene sobre la identidad africana. “Cissé tiene un discurso de África unida. Plantea que hay una identidad de juego de las selecciones del continente que se vincula con valores comunitarios africanos. La idiosincracia cultural la traslada a la cancha”, expone Vidal.

LA REVANCHA DE SENEGAL

La buena performance de Senegal en Rusia se ratificó en la Copa Africana del 2019. En el torneo realizado en Egipto, el equipo de Cissé alcanzó la final. Sin embargo, repitió su suerte del 2002 y cayó derrotada en la definición frente a Argelia. Los festejos se hicieron esperar.

Al ganar la Copa Africana de Naciones, el técnico de Senegal ha terminado de consagrarse como uno de los más grandes ídolos del país. ESPN.

Con la clasificación a Qatar 2022 todavía en juego, la AFCON surgía como la oportunidad perfecta para que el técnico senegalés se cobrara la revancha. Sin embargo, la ruta estuvo plagada de dificultades. Los empates a cero que obtuvo en primera ronda ante Guinea Ecuatorial y Malawi generaron dudas sobre el rendimiento de los ‘Leones de Tarenga’. La prensa de su país lanzó duras críticas contra Cissé que provocaron que sus dirigidos salieran en su defensa.

Antes de la final, figuras consagradas como Mané y Edouard Mendy señalaron que ganarían la copa como tributo a su entrenador. “Creo que este hombre merece todo lo posible porque nunca he visto a un técnico más criticado que él en mi vida”, afirmó el delantero del Liverpool. Por su parte, Mendy resaltó el origen de Cissé. “El entrenador es senegalés como nosotros. Cuando habla sabemos lo que nos quiere decir y eso es muy importante para el grupo. Es una persona que ha pasado por nuestro mismo camino”, indicó el arquero del Chelsea.

Y el maleficio se rompió el domingo pasado. Esta vez la definición por penales sí les fue favorable y Mané cumplió su promesa al definir el partido al anotar el tanto definitorio. La tercera fue la vencida para los ‘Leones de Tarenga’ y para Cissé. Y el título no pudo ser más simbólico. El técnico senegalés le ganó la partida a un reconocido entrenador europeo como el portugués Carlos Queiroz. Como para dejar claro que en África, la única estrella que brilla es negra. ~

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Publicaciones relacionadas
Leer más

Lapadula, el otro peruano

Uno de los héroes que nos ha llevado al repechaje es, sin lugar a dudas, Gianluca Lapadula. Un delantero que por su entrega y goles ahora es aplaudido, pero que en su momento fue cuestionado por no haber nacido en el Perú. El periodista Mario Castro Ganoza nos recuerda que ese rechazo inicial escondió un acto de discriminación que refleja las estructuras de nuestra sociedad.  
Leer más

Monos y gallinas

Una frontera común nos une y el recuerdo de dos conflictos armados aún nos separa. Ecuador, la piedra en el zapato de Perú en varias eliminatorias, llega a Lima para tratar de cerrar su clasificación. El periodista ecuatoriano Andrés Luna repasa la historia que nos acerca y divide, pero también los partidos que fueron bisagras, deseando que ambos clasifiquen juntos por primera vez para al fin cerrar las heridas del pasado.
Total
0
Share