Los amos de la Libertadores

Los amos de la Libertadores

Los cuatro semifinalistas de la Copa Libertadores coinciden en contar con entrenadores que son unos maestros de la táctica. El literato Tomás Cortez describe las características de Abel Ferreira, Felipao, Dorival Junior y Alexander Medina, los técnicos de Palmeiras, Atlético Panaraense, Flamengo y Vélez Sarsfield, respectivamente. Uno de ellos alcanzará la gloria continental.

UNO

Su rostro adusto y concentrado no correspondía a lo que sucedía en el campo. El equipo a su mando, estaba goleando a su tradicional rival. Entonces escuchó los oles de la torcida y reaccionó. Levantó los brazos y los movió, presurosamente, indicando su reprobación. La hinchada se llamó a silencio. Esto es solo una muestra, del respeto reverencial que le tienen al portugués Abel Ferreira.

Ser fuerte, mentalmente, es un plus en el futbol de alto nivel. No puedes ganar, nada significativo, sino posees ese rasgo —intrínseco— de los campeones. Ferreira, es un técnico táctico de primer nivel. Y se nota su mano. Palmeiras domina el Brasileirao sin problemas.

En el partido de ida, el Atlético jugó su mejor versión y ganaba con justicia neutralizando al Bicampeón reinante. Sin embargo, desperdició oportunidades. Entonces, el ‘BI’ se repuso. Apareció, ese monstruo llamado, Scarpa y descontó.  Y el Mineiro tambaleó. Demostrando que aún es un equipo en formación (esta séptimo en el Brasileirao). Minutos después, el Verdao empató.

TAMBIÉN LEE: El monopolio del Atlántico, una columna sobre la Libertadores

En la revancha, cuando estuvo con uno y dos jugadores menos, la disciplina táctica del equipo se evidenció. Redujo los espacios e impidió así que el equipo ‘galo’ pudiera dominarlo. Cuentan con los mejores defensa y arquero del continente: Gustavo Gómez y Weverton, quienes ordenan todo atrás. El del Palmeiras no es titular en la selección, porque están Allison (Liverpool) y Ederson (Manchester City).

Quedó la sensación que, incluso con tres jugadores más, el Atlético Mineiro sería incapaz de marcar.

¿Cómo juega el equipo paulista?

Espera al rival y luego sale, rápidamente, de contragolpe por las puntas. Cuando pierden la pelota, hacen pressing constante.

Ferreira lo tiene estudiado todo, incluso los tiros de esquina, ya sea el lanzador con pierna cambiada o no. Si envía el balón al primer palo, el player cabecea para atrás —lado descuidado—para la llegada libre del otro delantero. Caso contrario, si el balón busca el segundo palo, hay dos jugadores, para atacar el primer palo; otros, atentos entre el punto penal y el área. Para más inri, hay un jugador más para incomodar la visión del arquero. 

Cuando tienen un tiro de esquina en contra, usan dos líneas (una de seis hombres), la otra con una estructura de 3 = 2, y un defensa, ubicado cerca lanzamiento de córner; por si juegan en corto, los rivales. Ídem, a pierna cambiada. Nunca los sorprenderás.

Igual de mecanizados, tienen los tiros libres, sea favor o en contra.

Parece basquetbol, ¿no?

¿Se derriba el paradigma de Dante Panzeri? El futbol, dinámica de lo impensado.

¿Y sino, cómo le ganas al Bicampeón de la Copa Libertadores de América?

DOS

Felipao es el hermano bastardo de Bilardo. Sin lugar a dudas. El Paranaense se siente a gusto ante equipos ofensivos. Su juego es contra natura del futbol, históricamente, brasileño. Su condición natural es ser contragolpeador. Cede la iniciativa y espera el momento adecuado.

Fue un partido horrible. No lo supieron definir los jugadores pincharratas. Ricardo Zielinski no arriesgó. Amén del gol anulado (ciertamente dudoso), jugó con un solo delantero.

¿Así quería ganar? No me jodas.

En el partido en Curitiba, hizo su negocio Estudiantes, incluso pudo ganarlo. Y no hubiera sido injusto. Fue un acierto del árbitro no cobrar el penal y, además, anular el gol del Paranaense. Tiene carácter el réferi Rodas.

Habría que indicar la gran similitud entre ambos clubes, parecen siameses: Defensivos y especialistas en la pelota parada. El problema se les presenta, cuando deben llevar la iniciativa.  Sufren, y con ellos los espectadores. Mejor dicho, fue una migraña futbolística —durante más de noventa minutos— para los que se animaron a verlo por tevé.

Lo más destacado fue el arquero brasileño y el crack que aún es Fernandinho, a sus 37 años.

Un párrafo aparte se merece Vitor Roque, quien anotó el gol del triunfo. Dícese que el Real Madrid está interesado en el morocho de 1.72 cm.

¿Saben la edad que tiene? Diecisiete.

Físico privilegiado y mentalmente pareciera que tuviera más edad. Es diestro, pero la mayoría de los goles que marcó los hizo con la zurda o de cabeza. Increíble, ¿no? Eso se llama técnica. Los defensores de Libertad y Estudiantes lo sufrieron.

¿Tiene posibilidades el Atlético Paranaense ante el Equipo Invencible?

Son 180 minutos. Cualquier puede pasar. Ojo, al Palmeiras debes matarlo con goles, no uno o dos solamente. E incluso con diez o nueve jugadores, te complica la existencia. En el Brasileirao —que es un torneo distinto— es imposible quitarle la punta al ‘Verdao’. Confesión aparte, nadie que ame el futbol ofensivo, puede quitarle el sueño la posible eliminación del Atlético Paranaense.

Felipao, es la antominia perfecta de Telê Santana.

TRES

Pelo color nieve, lentes carey y cara de buen tipo. Dorival Junior fue conocido por el altercado que tuvo con un jovencísimo Neymar, en el 2010. Los dirigentes lo desautorizaron y fue despedido. No le sirvió ni el titulo conseguido ese año. Increíble. Luego deambuló por distintos clubes, sin mayor éxito. En junio, de este año, lo contrató el Flamengo. Es una apuesta arriesgada. De un tiempo a esta parte, los entrenadores brasileños han quedado en evidencia, ante los foráneos. La excepción debe ser Tite. Ahora comanda un equipo repleto de estrellas. Es la oportunidad de su vida.

TAMBIÉN LEE: La Europa de Dulanto, una entrevista al defensa peruano

Creo que Giorgian de Arrascaeta es el Alma del Mengao. Un crack el yorugua. Es un todocampista completísimo. En 74, Rinus Michels y Johan Nesskens crearan esa posición. Tiene 28 años y está en su mejor momento.

Everton Ribeiro es otra de las figuras. Fundamental en el engranaje ofensivo, aunque muchos no lo adviertan. Desborda —para adentro o afuera— y centra, con la exactitud de un relojero suizo, a espalda de los defensores.

Eso sí, Flamengo mejoró en defensa. Su delantera es intocable: Pedro y Gabigol se complementan perfectamente. El otro crack, Bruno Henrique, está lesionado. En tanto, Everton, lo sufrió Advíncula en la Copa América, es suplente, juntamente con el Rey Vidal —otro guerrero— e incluso incorporaron a Pulgar. Diego Ribas, el excelso veterano mediocampista, también es suplente. En otras palabras, en un partido complicado hay banca para destrabarlo.

Eliminó con autoridad a un Corinthians —equipo inferior y que debió perder ante Boca— y puso las cosas en su sitio. Como casi siempre lo hace el futbol, tarde o temprano.

CUATRO

Joven cuarentón, con una carrera en ascenso. El técnico uruguayo impresionó, desde hace un tiempo, primero con el equipo cordobés, se fue al Inter y luego volvió. Entonces, Bassedas —el director deportivo del Fortín— se fijó en él. Le habló largo rato, hasta convencerlo. En Liniers, las cosas comenzaron a cambiar. Este es el punto de inflexión. Si bien en el torneo local no encuentra, aún, el rumbo. En la Libertadores está a pleno. Alexander Medina está construyendo su equipo. Es el responsable.

Superó, enormemente, al River de Gallardo. Jugaron el partido de su vida. Los superaron en intensidad y despliegue. Tiene su talón de Aquiles: le falta definir las oportunidades creadas.

Vélez Sarsfield y Talleres de Córdoba reivindicaron el viejo y querido futbol argentino. El primer partido fue un partidazo. Intenso y los últimos diez minutos, una orgía futbolística. De los mejores partidos de la Copa Libertadores.

El partido ante Flamengo será imperdible. De lujo. A no perdérselo. ~

Compartir estos artículos
Escrito por

Tomás Cortez (Lima,1966) Jugador frustrado desde la infancia. En la adolescencia mis inclinaciones derivaron al campo literario. Décadas más tarde, en la adultez logró incursionar en el área de la Informática y desarrollar una carrera, hasta la actualidad. En la cincuentena, retomé un camino, lo más cercano a las letras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encuentra las mejores historias deportivas.