Mario Blanco

Sudas y sudarás como cerdo, le dijo su madre cuando era pequeño, y las madres siempre, pero siempre tienen la razón. El sudor estuvo presente sin que él se diese cuenta: al caminar pocas cuadras, al exponer, cuando escribía guiones de teatro en el colegio y, sobre todo, en una cancha de fútbol, por la raya, en el lateral derecho. Subir y bajar, atacar y defender, dar el pase y pasar por detrás, esas eran las funciones, ¿no es acaso el puesto en el que más se suda? El sudor brota de su cuerpo casi de inmediato cada vez que es el protagonista de una situación, cuando las miradas se posan sobre él; en su cumpleaños, en ceremonias familiares cuando es obligado a dar un discurso o, incluso, cuando le piden selfies. Sudar es algo inherente, una de las cosas a las que no se puede renunciar, lo supo de su padre, el hombre más sudoroso que conoce. 

/

Tackle al mito masculino

Hija de sociólogos, prefirió dedicar su vida a embestir rivales, cargando una pelota ovalada. Ximena Choy, la primera mujer que ha entrenado a una selección de hombres en el rugby peruano, lucha por la igualdad de género, en el deporte colectivo más rudo. “A un hombre mediocre le dan el

Lee más

El pueblo de Valentino Rossi

Once días antes del Gran Premio de San Marino, en el circuito de Misano, a 14 kilómetros de la localidad donde creció, Valentino Rossi se rompió la tibia y el peroné. “Me

Su voz el skate

Sin poder oír ni hablar desde la cuna, Luis Portugal, campeón latinoamericano

RETOQUE DIGITAL: OMAR LA HOZ

Olímpicos con botones y teclas

/
Lee más
CÉSAR CAMPOS

Tackle al mito masculino

/
Lee más
Retoque digital: Omar La Hoz

El pueblo de Valentino Rossi

Lee más
0 S/0.00