Newsletter
Síguenos

Recibe las mejores historias del deporte peruano y mundial

El clásico que (ahora) sí importa

El fin de semana pasado no solo se enfrentaron los equipos masculinos de Universitario de Deportes y Alianza Lima. También las divisiones femeninas nos regalaron un disputado encuentro en el que se impusieron las de La Victoria. La periodista Mariafe Serra resalta que ya no solo los clubes están tomando con seriedad el clásico femenino, también las hinchadas le están dando la importancia que se merece.

A veces vemos los avances o las mejoras en cosas aparentemente negativas. Este fin de semana, descubrí que en las críticas está la evolución de nuestro fútbol femenino. Aunque suene poco coherente alegrarse por críticas incluso algunas agresivas hacia las jugadoras, eso me pasó. Vamos a ponernos en contexto, ya que definitivamente no estamos avalando ni justificando ningún tipo de violencia. Por ahí no va. Va por acá. 

El sábado 16 de abril pasado se jugó el primer clásico del fútbol femenino peruano en el Estadio Monumental. Alianza Lima, actual campeón del la Liga Femenina FPF visitaba a las denominadas ‘Leonas’ de Universitario de Deportes. El Estadio Monumental con público, hinchada local, la U había tenido buenos fichajes y los había presentado con elaborados videos. Se veía un trabajo más serio y organizado en su división femenina. Incluso, ha sido el primer equipo peruano en contratar a una jugadora extranjera, como es el caso de la delantera argentina-paraguaya Daiana Chiclana. La expectativa con el equipo era alta. Se esperaba que gane de local, y, de paso, que este año campeone y recupere su título. En lo personal, pensé que Universitario se iba a llevar el Clásico Femenino. 

Lo que pasó distó mucho de la expectativa de los hinchas y de mis predicciones. Las blanquiazules ganaron por un marcador de cero a dos. Dos goles de visita, uno de Adriana Lúcar, su goleadora y el otro de Neidy Padilla. Jugaron muy tranquilas, ordenadas, pareció que no les costó mucho esfuerzo el resultado. ‘Las Leonas’, en cambio, tuvieron mucha dificultad para encontrar juego. Les costó retener el balón, definir al arco, no pudieron jugar el partido que habían imaginado y para el que se habían preparado. Las consecuencias, como eran de esperarse, fueron críticas de la hinchada. 

EL FÚTBOL FEMENINO VISIBILIZADO

El mismo día ingresé a diversas redes sociales a leer los comentarios. Quería saber qué pensaba el hincha crema y cómo había reaccionado ante lo ocurrido. Es un tema que siempre me preocupa, porque, para los que seguimos de cerca el esfuerzo de las jugadoras, es indignante leer y oír críticas machistas que las menosprecian. Lo que encontré esta vez fue distinto.  Las críticas eran durísimas, pero esta vez no eran los típicos comentarios llenos de machismo de “a la cocina” o “Para eso piden fútbol femenino”, ni nada parecido.

TAMBIÉN LEE: La revolución de las íntimas, un informe sobre el equipo femenino de Alianza

Al contrario. Los comentarios exigían a las chicas ponerse la camiseta, entrenar más, dejar de hacer tantos TikToks y concentrarse en el fútbol, tomarse en serio la preparación física, y exigían darle a la hinchada lo que se merece y ser el equipo que un club como la U merece. Algunos eran algo agresivos y bastante injustos con el esfuerzo que realizan día a día las jugadoras, por supuesto. Pero ahí está el avance.

Los hinchas de Universitario le exigieron más compromiso a ‘las leonas’ tras la derrota en el Monumental. TWITTER.

Antes de indignarme, recordé los comentarios igual o más agresivos que reciben los futbolistas hombres y los directores técnicos cuando pierden. Muy similares: se les exige, se les critica, se les cuestiona y se espera mucho de ellos. El clásico femenino despertó en los hinchas de Universitario la pasión que despierta también el masculino. Tal vez aún no al mismo nivel, pero empieza a acercarse. Critican a las jugadoras, las insultan, les exigen, pero detrás de eso está que a los hinchas ahora les importa que ganen, les importa su fútbol femenino y quieren que esté a la altura de lo que ellos esperan.

TAMBIÉN LEE: Los retos del fútbol femenino, un informe sobre la liga femenina peruana.

A diferencia de años anteriores en los que los comentarios eran mínimos y menospreciaban a la disciplina. Ahora en lo pasional y hasta en lo agresivo se puede ver un nuevo respeto hacia el fútbol femenino. Se exige más en vez de denigrar. Será irónico, pero así son los hinchas. Así te demuestran que les importa. Y ahora, el fútbol femenino, les importa.

EL RESPALDO FEMINISTA

Como es evidente, no podemos generalizar a toda la hinchada. Así como persisten los que denigran y hacen comentarios machistas, también están los que siempre apoyaron y trataron de visibilizar el fútbol femenino. Sin embargo, ahora hay nuevas organizaciones de hinchas que muestran activismo y tener motivaciones distintas las meramente deportivas. Aquel es el caso del colectivo Universitario Feminista. Este grupo —pionero dentro de las barras peruanas— ha hecho un gran esfuerzo en visibilizar el clásico, apoyar al fútbol femenino y llevar temas coyunturales a las tribunas como fue el caso de los carteles defendiendo los derechos de la niñes ante los abusos cometidos contra una niña de tres años la semana pasada.

Si bien aún las hinchadas son muy heterogéneas y no se puede hablar de forma general. Veo cada vez más hinchas, como dije, a los que el fútbol femenino les importa. Ya no solo son los pocos de antes, ni estos nuevos movimientos con posturas visibles y activismo. Ahora, el hincha común se está involucrando con su equipo femenino, le exige y espera resultados. ~

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Publicaciones relacionadas
Leer más

Nuestro Juego del Mundial

Hoy la Selección Peruana juega el partido más importante de la Clasificatoria Sudamericana. Nuestro columnista Jaime Cordero Cabrera nos recuerda que el encuentro con Paraguay es el último paso de una eliminatoria que nos ha mantenido en vilo al estilo de los concursos de ficción en el que la vida está en juego. Y como en ellos, esta noche es todo o nada.
Leer más

Sin puntos, pero de gala

Este fin de semana concluyó una edición de Wimbledon que será más recordada por el contexto político que por los resultados deportivos. El escritor e historiador Fabrizio Tealdo Zazzali señala que a pesar de los triunfos inapelables de Djokovic y Rybákina, el veto a los jugadores rusos —que provocó que el torneo no otorgara puntos en el ranking— fue el que hizo más noticia.
Leer más

El último Maradona

Ese último Maradona, que hablaba con un hilillo de voz, empequeñecido bajo un apretado gorrito con visera, no parecía ser aquel a quien la cubana Mavys Álvarez acusó de haberla violado a los diecisiete años, mientras su madre lloraba detrás de una puerta.
Total
0
Share