Newsletter
Síguenos

Recibe las mejores historias del deporte peruano y mundial

Chicos malos

Esta semana se oficializó la llegada de Reimond Manco al Santos Club FC, club con el que se estrenará en Segunda División. La suya es una historia de oportunidades desaprovechadas aunque no es la única ocurrida en el balompié nacional. El periodista Brandon Tavara Salazar hace un recuento de casos de aquellos futbolistas que, a pesar de contar con un gran talento, prefirieron las tentaciones de la noche a la gloria deportiva.

Son las primeras horas de la mañana y se abre la puerta de un taxi negro en Lurín. Baja el taxista, abre la otra puerta y de lejos se logran divisar dos piernas inertes, el conductor le dice algo a su pasajero, pero parece no obtener respuesta. Finalmente, el chofer decide actuar y levanta en brazos al pasajero que se encuentra totalmente inconsciente. Cual paquete sin vida, Reimond Manco, eterna promesa del fútbol peruano, es llevado en brazos por el taxista, quien lo dejó en la casa de su madre.

Ocho años después, un patrullero de la PNP detiene a un auto blanco muy cerca de la avenida José Gálvez, a la altura del óvalo Canadá en el Callao. En el auto se encontraban dos jóvenes, según el reporte policial de la DIVINCRI. Termina la intervención y los efectivos policiales trasladan a los jóvenes a la comisaría. La razón: el capitán de la selección peruana sub-20, Yuriel Celi, y el exjugador del Mallorca de España, Bryan Reyna, fueron sorprendidos en posesión ilegal de armas y drogas. Horas después, las cámaras de un conocido programa de farándula asiste a dicha comisaría para obtener las declaraciones de los familiares, quienes niegan todo lo escrito en el parte policial.

TAMBIÉN LEE: ¿Y si Manco pateaba el penal?, (Ucronía).

“¡Ampay!”. Esta palabra ha destruido más carreras futbolísticas que relaciones amorosas en el Perú. Fiestas clandestinas, borracheras en plena concentración y, sobre todo, promesas rotas. Rara vez el fútbol peruano produce joyas. Estas criaturas exóticas, salidas de las entrañas del territorio nacional, suelen tener las condiciones; sin embargo, la experiencia y los programas de farándula nos restriegan en la cara que esto no siempre termina bien. Pero ¿qué hay detrás de todo esto? Conversamos al respecto con especialistas en el tema.

EL REI CAÍDO

De Manco hay mucho que contar, aunque sus “hazañas” son ampliamente conocidas. Probablemente Reimond sea el primer ejemplo al que se recurre para exponer cómo un futbolista no debe llevar su carrera. En su momento fue caserito de los programas de farándula e incluso llegó a participar en un programa de baile. Es poco probable que un peruano no conozca los escándalos de Manco, pero para aquellas personas que los ignoren se presentarán algunos casos puntuales.

Jugador joven, talentoso, fue la promesa indiscutible del futbol peruano por muchos años. Figura del Sudamericano sub-17 del 2007, estrella del equipo peruano que clasificó a cuartos de final en el Mundial sub-17. A los dieciocho años fue vendido por Alianza Lima al PSV de Países Bajos por casi dos millones de dólares, cifra que pocos han podido superar hasta hoy.

Del PSV, fue prestado a otro equipo y a los pocos meses regresó a Perú. En el Juan Aurich de Chiclayo, el jugador fue prestado al Atlante de México, pero inmediatamente fue despedido y regresado porque llegó a un entrenamiento en estado de ebriedad. A lo largo de los siguientes años de su carrera, Manco fue repitiendo estas conductas en todos los equipos que le daban una nueva oportunidad. Probablemente uno de los puntos más bajos de Manco fue cuando las cámaras lo captaron siendo cargado en brazos y sacado de un vehículo por otras personas, ya que se encontraba totalmente inconsciente por el alcohol.

TAMBIÉN LEE: ¿Por qué no cancelamos a nuestros ídolos?, una columna de María José Castro.

Hoy Manco sigue jugando. Esta semana fue fichado por el Santos F.C. de la Segunda División. También se le vio pichangueando en una cancha de barro en algún pueblo de la sierra peruana con los vecinos de la comunidad. Se le criticó mucho, porque de la Champions League en Europa, pasó a jugar en un lugar ‘desconocido’ en el interior del país. Sin embargo, a Manco esto no lo avergüenza. Por el contrario, asegura que se siente orgulloso porque le pudo dar una alegría a las personas que lo llamaron para que asista a ese encuentro: “a mi me encantó, me sentí muy bien, a la gente le encantó y eso a mi me deja tranquilo”.

Finalmente, Manco afirma que él es feliz jugando al fútbol, que nunca buscó más cosas: “yo soy un ser común y corriente, juego en la calle con mis amigos en la pista y me piconeo, a mi me encanta el fútbol”.

DEZA Y EL ‘DRINK TEAM’

Otra ex promesa –ahora retirada– que nunca puso al fútbol en su lista de prioridades es Jean Deza. A pesar de que fue figura de la selección peruana en el Sudamericano sub-20 del 2013 junto a jugadores como Renato Tapia, Angelo Campos, Miguel Araujo, entre otros, nunca se llegó a consolidar en un equipo.

Su historia empezó muy bien. Por ser uno de los seleccionados más destacados de ese Sudamericano, Deza fue a parar al Montpellier de Francia. Sin embargo, no se adaptó y volvió a Lima, donde por problemas de indisciplina fue regresado a Francia. Disolvió el contrato y, entre idas y venidas, terminó en el Levski Sofia de Bulgaria. En el país europeo tampoco tuvo suerte y tomó la decisión unilateral de quedarse en Lima, provocando que el club lo demande. No pudo jugar hasta el 2018 debido a una sanción impuesta por la FIFA por incumplimiento de contrato. Durante todo este tiempo, Deza aparecía más en programas de espectáculos que deportivos.

Sin embargo, volvió a tener otra oportunidad en el 2020. La buena temporada que tuvo en el 2019 en la Universidad Técnica de Cajamarca despertó el interés de Alianza Lima lo terminó contratando para formar parte del ‘Dream Team’.

En noviembre pasado, Jean Deza anunció su retiro del fútbol profesional. Solo tiene 28 años. INSTAGRAM.

En Alianza Lima coincidió con otros dos jugadores peruanos conocidos por sus escándalos e indisciplinas: Carlos Ascues y Alexi Gómez. En muy poco tiempo Deza incurrió en tres actos de indisciplina que lo llevaron a no ser tomado en cuenta para la Copa Libertadores de ese año. De pronto, el apodo del equipo pasó del ‘Dream’ al ‘Drink Team’. Luego de un cambio de entrenador, el club de La Victoria le cesa el contrato a mediados de año. En el 2021 se convierte en nuevo jugador de Carlos Stein de Chiclayo, pero a los pocos meses vuelve a ser protagonista de un acto de indisciplina y fue separado del equipo.

El 18 de noviembre del 2021, a sus 28 años, Jean Deza comunicó mediante sus redes sociales su retiro definitivo del fútbol. Muchos exfutbolistas, incluidos Reimond Manco y Carlos Ascues, además de exentrenadores, intentaron convencerlo sin éxito de que vuelva a jugar.

SANDOVAL Y CELI

Ray Sandoval, un jugador con gran proyección, volvió de México con un gran cartel para jugar por el Club Sporting Cristal en el 2020. Llegó la pandemia de la COVID-19 y gobiernos de todo el mundo dictaron cuarentenas estrictas, además de otras normas de bioseguridad. El Perú no fue ajeno a este contexto; sin embargo, una noche del 2020, Sandoval impactó su automóvil contra el vehículo de la suegra de su exenamorada. El jugador fue detenido por haber conducido con el triple de alcohol permitido en la sangre, por haber incumplido el toque de queda y por haber realizado una reunión social en pleno estado de emergencia. Fue separado del club cervecero y no volvió a destacar más.

En noviembre del 2021, Yuriel Celi, capitán de la selección sub-17 y convocado habitual a todos los campeonatos de las selecciones menores de Perú, fue detenido en el Callao por la DIVINCRI por presuntamente poseer drogas y armas de fuego de manera ilegal. Celi, que tenía ofertas en el extranjero, salió en libertad; sin embargo, no volvió a recibir ninguna oferta fuera del país y finalmente fue contratado por el Carlos A. Mannucci de Trujillo.

Mientras se escribía este informe, Sandoval se veía involucrado en un nuevo escándalo. Llegó en aparente estado de ebriedad a las siete de la mañana al hotel donde se alojaba para entrenar en el Atlético Grau de la Liga 2.

FALTA DE TEMPERAMENTO Y VALORES

En conversación con Sudor, Paola Mautino, destacada atleta peruana con más de veinte años de experiencia y actual record nacional de salto largo, además de bachiller en psicología, afirma que, en su experiencia, estos casos se pueden explicar desde diferentes aristas, pero entre las principales razones están: la crianza, el temperamento, los valores y la motivación.

“Muchos priorizan otras cosas, es decir, la motivación no es la correcta”, señala Mautino. Esto se puede explicar desde las dos motivaciones principales: intrínseca y extrínseca. En la primera, la motivación parte de adentro y un deportista realiza sus actividades porque le dan una satisfacción personal; en la motivación extrínseca, normalmente se hace porque se busca una recompensa. En el Perú, con el fútbol como un deporte tan popular, los principales casos de jugadores con motivación extrínseca son los futbolistas, por lo que pueden darse casos donde se le dé más importancia al dinero, la fama, entre otras cosas.

Una posición similar tiene Rocío Viegas, máster iberoamericano en psicología del deporte por la Sociedad Iberoamericana de Psicología del Deporte (SIPD). La especialista señaló a Sudor que estos casos generalmente ocurren porque hay una deficiencia a nivel de formación en valores, “y por tanto los futbolistas crecen pensando en el gran éxito y cuando triunfan pueden tener un ego tan grande que son muy influenciables y se dejan arrastrar por cualquiera que les aumente el ego”.

TAMBIÉN LEE: Otra de vaqueros, una columna de Pamela Acosta.

Viegas explica la necesidad del trabajo de prevención desde muy pequeños. “Trabajar con las categorías inferiores y el deporte base en prevención de conductas de riesgo, establecimiento de metas, cómo conseguirlas y sobre todo cómo mantenerse en ellas de forma sana y saludable ayudaría a prevenir ciertas conductas de riesgo, y por tanto que cada vez menos futbolistas se perdieran por el camino al llegar al éxito”, afirma la especialista.

Asimismo, Mautino dice que esto es algo que pasa muy seguido en los deportistas: “conocen gente nueva, ingresan a nuevos círculos y se dan cuenta que tienen mucho talento, les va bien, pero les gusta más salir los fines de semana y tener una vida normal como cualquier joven. Y muchos se terminan retirando porque no pueden sostener ambas cosas”.

Y claro, solemos criticar duramente a los futbolistas que dejan a un lado su carrera por el alcohol o las fiestas; sin embargo, nunca tratamos de entender por qué suceden estas cosas. Como dice Mautino, principalmente suele suceder porque tienen otras prioridades: “y no está mal, pero hay qué ver bien qué es lo que uno quiere con el deporte”. 

Como vemos, así como una persona se puede equivocar de carrera profesional en la universidad, los futbolistas también se pueden equivocar en sus decisiones o tener otras prioridades en su vida; sin embargo, existen contratos qué cumplir y compromisos por los cuáles deben hacerse responsables. Por otro lado, existen casos de futbolistas quienes cambiaron de entorno y retomaron su carrera con más seriedad y profesionalismo, como Christian Cueva o Jefferson Farfán, pero ese es un tema aparte. ~

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Publicaciones relacionadas
Leer más

Alianza Lima y su rodillo asiático

En principio, hay una enorme figura, un ídolo, que resalta en la historia del club aliancista y que tuvo ascendencia china: Jorge Koochoi Sarmiento, quien jugó con la blanquiazul los años 1918, 1919, 1927, 1928, 1931, 1932, 1933 y 1934, y que levantó ocho veces la copa nacional, llegando a ser capitán del equipo y un referente dentro y fuera de las canchas.
Leer más

La historia desconocida de ‘Rabona’ Vásquez

Un gol de rabona en la liga sueca en el 2007 convirtió a Andrés Vásquez en un viral en la prehistoria de YouTube. La selección peruana estuvo a punto de repatriarlo, pero nunca llegó a vestir la rojiblanca. Sudor presenta en exclusiva el testimonio del futbolista que creció en Göteborg, Suecia, y que padeció en carne propia el racismo en el fútbol.
Leer más

Sorpréndeme, 2022

Los pronósticos son parte de la vida. Si tu equipo gana, si la selección clasifica al Mundial, si tu jugador preferido consigue un nuevo título. Una parte del equipo de Sudor augura éxito para algunos y caras largas para otros. Todo se decide en la cancha, pero nosotros tratamos de ver el futuro.
Total
0
Share