Newsletter
Síguenos

Recibe las mejores historias del deporte peruano y mundial

Hacia un Norte más justo

Esta semana, una manifestación contra el fichaje de Andy Polo realizada por un grupo de hinchas de Universitario fue rechazada de forma amenazante por la Trinchera Norte. La historiadora del arte e hincha del club crema Alejandra Bernedo señala en esta columna que actos como ese solo muestran intolerancia y contravienen los valores del club.

Ser hincha es una experiencia que, una vez que se vive, es casi imposible dejar. Puede hacernos festejar con las victorias y sufrir con las derrotas. Nos hace sentir parte de una comunidad, ganadores de una familia adicional, que es la hinchada. Por eso es que el dolor y la indignación son tan grandes cuando esta segunda familia nuestra se pone en contra. Y esto ha ocurrido recientemente en la hinchada de Universitario de Deportes en nombre de una persona como Andy Polo, acusada de violencia familiar. Como hincha crema, los comunicados amenazantes y la reacción desde redes sociales de Universitario terminaron siendo más dolorosos que recibir cualquier gol en contra.

La esperanza de ver campeón nuevamente a la U nos mueve a todos año tras año, temporada tras temporada, y es lógico pensar en sumar a todo aquel que pueda hacer esto real. Y es cierto que la grave lesión de Luis Urruti, jugador fundamental para el equipo, hizo que el sentido de urgencia por cubrir su ausencia se agudizara. Pero “el miedo lleva a la ira y la ira lleva al odio, y el odio al sufrimiento”, dijo Yoda.

TAMBIÉN LEE: El país de Andy Polo, un análisis del caso desde el enfoque de género

Ya se escuchaba en semanas previas la posibilidad de que Andy Polo llegara a la U tras haberse quedado fuera del Portland Timbers por la acusación de violencia de parte de su esposa.  Universitario anunció su contratación sin el entusiasmo usual de la llegada de un nuevo deportista. El comunicado oficial dice que han tomado en cuenta toda la información del juicio para decidir contratarlo. Más bien, parece que tomaron en cuenta todos los tecnicismos para que no puedan increparles que están haciendo algo irrespetuoso. No logran siquiera señalar que es inocente, sino que el caso está ‘archivado’. Develan más sobre la condición real de Polo de lo que creen.

https://twitter.com/ErrorArbitralTR/status/1503024264735305730

Muchos hinchas defendieron al jugador con argumentos tales como el derecho a trabajar de toda persona, la urgencia de un empleo para Polo para que alimente a sus hijos, entre otras. Uno de los peores fue decir que no sabemos de la vida familiar de Polo y su esposa como para afirmar que es culpable. Parece que la prueba que esperan para considerar que una denuncia así es real es ver un cadáver, o a una mujer irreconocible por los golpes. Me pregunté si ellos no han conocido casos de violencia en los que la víctima haya tenido dificultades para denunciar o para que le crean. Y la respuesta —muy dolorosa— es que probablemente nunca tuvieron a estos casos cerca desde el lado de la víctima. Tal vez no les tuvieron confianza al ver que ponen en tela de juicio otras denuncias, o notaron que llamaban a la violencia “un asunto privado” en vez de empatizar, o lo que es peor, ellos también ejercieron violencia.

¿Cuántos de nosotros hemos ido a ver a la U jugar? Verlos de local en el Estadio Monumental es uno de los puntos más altos en las emociones del hincha. Creo que sabemos también que Norte es una tribuna histórica a la que aún hay hinchas que temen asistir por las peleas que ocurren entre barras. Ocurrió una recientemente, el sábado 12 de marzo, en pleno partido, y felizmente fue controlada. Yo estuve ahí ese día. Pero nada de eso levantó a los líderes de las barras a emitir un comunicado en rechazo, como sí lo hizo el ver que un grupo de hinchas mujeres alzó carteles en contra de la contratación de Andy Polo. Fue un acto pacífico del que quedaron algunas fotos como muestra.

TÁMBIEN LEE: Volver a enamorar al hincha, una columna de Pedro Ortiz Bisso

Sin embargo, el comunicado publicado por algunas barras de Norte el 14 de marzo tiene un párrafo final amenazante en el que indican que no permitirán que hechos similares se repitan y que por ello tomarán ‘las medidas necesarias’. Si leyendo eso sentí miedo, el terminar de leerlo me entristeció, porque cuando decían que otros temas no tendrían cabida ‘en nuestra tribuna’, se notaba cómo ellos se consideran dueños totales de Norte: no es mi tribuna, es la suya. Prácticamente, esto es como expulsarnos de nuestra casa. Tantas veces hemos cantado que Universitario es la pasión POPULAR para que al final sean excluyentes. Tantas veces hemos alabado a Lolo Fernández para que al final su invocación a que la U sea integrada por gente de bien quede en el olvido total.

https://twitter.com/UniversitarioF4/status/1503805473698557955

Es muy probable que Andy Polo aparezca en alguno de los futuros partidos del Torneo Apertura. Personalmente, siempre aplaudo a la U, pero no a quien usa a la U y a sus hinchas para engrandecerse como un héroe cuando tiene mucho por responder todavía. Son muchos los niños que hoy aprenden que pueden cometer violencia dentro de sus casas, llamarlo ‘asunto personal’, y exigir el respaldo de los demás sin reflexionar siquiera sobre el daño que causan. La directiva del club sabe que en la hinchada hay mucho que mejorar, dentro del historial complejo y hasta discriminador de muchas barras, para que el ambiente sea sano y convoque a más gente al Monumental. El racismo sigue muy presente, como se vio hace pocas semanas en los sonidos de mono repetidos desde las gradas a un jugador negro rival (y contra eso tampoco hubo pronunciamiento alguno). Hoy, se ve además que pueden ir hacia quien comparte el cariño por su misma camiseta. Y se precian los amedrentadores de ser mejores hinchas que los demás. Han confundido la pasión con la intolerancia. Duele mucho lo que están haciendo con el club y con los espacios en los que se debería de vivir colectivamente el amor por la U. Y aún así, los y las hinchas merengues seguiremos alentando mientras buscamos, con garra y contra todo, caminar hacia un Norte más noble, fraterno y justo. ~

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Publicaciones relacionadas
Leer más

Pensar más allá de Qatar

Una posible clasificación a Qatar estaría una vez más maquillando las grandes carencias del fútbol peruano. Nuestro columnista Pedro Ortiz Bisso nos recuerda que estas dos grandes campañas no se condicen con la falta de institucionalidad de nuestro balompié y señala que se ha abierto otra oportunidad para dar los pasos para construir proyectos a largo plazo.
Leer más

Dos por la gloria

Flamengo y Atlético Paranaense han llegado a la final de la Copa Libertadores tras regalarnos actuaciones excelsas en la eliminatoria previa. El literato Tomás Cortez repasa las actuaciones de los clubes brasileños que se han ganado con justicia un lugar en la gran final del fútbol sudamericano
Total
0
Share