Newsletter
Síguenos

Recibe las mejores historias del deporte peruano y mundial

Los retos del Fútbol Femenino

Jóvenes, sin contrato y con bajos sueldos. Esas son algunas de las características que comparten las futbolistas que participan en la liga peruana, según el primer estudio realizado sobre la situación del Fútbol Femenino en el Perú. La periodista Mariafe Serra analiza los resultados y expone las condiciones en las que compiten nuestras deportistas.

El 2021 fue un año histórico para el fútbol femenino en el Perú. La temporada pasada incluyó hitos como la televisación de todos los partidos, la presencia de un sponsor principal en la liga, más clubes contaron con patrocinadores, entre otros avances que merecen ser visibilizados Por supuesto, que dichos logros se dieron empujados por el activismo y los múltiples pedidos de igualdad ocurridos en el 2019. La Fundación Deporte en Igualdad, en conjunto con la Pontificia Universidad Católica del Perú, hizo un estudio bastante completo sobre la situación actual del fútbol femenino en el Perú. Aquí en Sudor, te explicamos los resultados.

Para empezar, queremos destacar la importancia de este esfuerzo, ya que la historia del fútbol femenino en el Perú ha sido muy poco documentada. Además, son pocos los trabajos académicos al respecto. “Es una buena línea base para empezar a medirnos. Nunca antes se ha hecho una medición para entender a profundidad las diferentes variables del fútbol femenino, entender dónde estamos parados para saber cuánto nos falta por avanzar”, declara Sisy Quiroz, jefa del departamento de Fútbol Femenino en Alianza Lima. Esta investigación titulada “Radiografía del Fútbol Femenino en el Perú” recoge testimonios y data de un total de quince fuentes entrevistadas que incluyen jefes y jefas de áreas de fútbol femenino, directores y directoras técnicas, periodistas, entre otras. Además, en el estudio se incluye la opinión de 137 futbolistas. Esta información fue recaudada de julio a setiembre del 2021

I. SOBRE LAS JUGADORAS

MENORES DE VEINTE AÑOS

Uno de los primeros hallazgos importantes está ligado a la edad de las jugadoras. El 42,3% es menor de veinte años. Lo que nos indica una gran presencia de una nueva generación de futbolistas. En esa misma línea, el estudio indica que el 41% de las jugadoras empezó a jugar teniendo menos de nueve. Este dato es interesante, ya que, hasta hace unos años, eran muy pocas las academias de fútbol para mujeres. Muchas de nuestras jugadoras más veteranas aprendían a jugar por cuenta propia o ya en la adolescencia o juventud. Entonces, si bien el estudio no hace una interrelación directa de esas dos variables, podríamos inferir que la mayor parte de chicas menores de veinte años, son aquellas que juegan desde antes de los nueve. Por eso mismo, hoy a su corta edad tienen el nivel y la formación suficientes para jugar en la liga. Eso es un avance importante.

TAMBIÉN LEE: La revolución de las íntimas, un informe sobre el equipo femenino de Alianza

“Ilusiona mucho. Hemos visto niñas muy talentosas en el torneo, pero tenemos que ver más. Que no sean 15 o 20, sino 100 niñas talentosas. Y, para eso, debemos tener sean miles las niñas que jueguen en las academias. Tiene que seguir la masificación”, reflexiona Quiroz.

SIN CONTRATO

El primer dato que nos llamó fuertemente la atención es que el 30% de las jugadoras no tiene acuerdo alguno con su club. ¿Cómo es esto posible? Al ser un torneo amateur, no exige que se presenten o se inscriban contratos laborales ni de ninguna índole con las jugadoras. Y, por lo mismo de ser amateur, una vez que una jugadora se inscribe con un equipo, solo podrá jugar por él durante los próximos dos años. Es decir, el club será dueño de su carta pase sin necesidad de un contrato. Esos dos son algunos de los motivos más importantes por los que urge la profesionalización para que se formalice el sector y se vele por los derechos y condiciones de las futbolistas en tanto trabajadoras.

“Nosotros aspiramos a que próximamente el fútbol femenino se profesionalice, pero esto va a depender de dos variables: El plan que genere la FPF, y el compromiso de los clubes”, declara Quiroz.

Y, debido a la misma situación, 16% de las jugadoras solo cuenta con acuerdo verbal con sus clubes. 40% cuenta con un acuerdo escrito que podría ser una carta de compromiso o cualquier acuerdo de carácter civil. Y solo el 14% declara tener un contrato. Sin embargo, si bien se presenta en el estudio como contrato laboral, no se especifica si es realmente un contrato de prestación de servicios o, efectivamente, tenemos jugadoras en planilla.

Por el lado de la duración del vínculo con los clubes, el 68% de jugadoras lleva menos de un año en su club actual. El número es bastante alto y responde a varios motivos entre los cuales está la falta de continuidad e inversión que tienen algunas de las divisiones femeninas de los clubes, lo que ocasiona que las jugadoras migren de un equipo a otro en busca de mejores proyectos o mejores condiciones. Sin embargo, parte de aquel número también responde a la creación de nuevos proyectos, lo cual es muy positivo porque nos indica que hay nuevos equipos apostando por el fútbol femenino. De igual manera, lo esperable sería que ese porcentaje disminuya cada vez más en los próximos años.

MENOS DEL SUELDO MÍNIMO

El 82% de las jugadoras recibe menos de 500 soles al mes por jugar (lo cual también incluye a jugadoras que no reciben ninguna remuneración). El 13% de las jugadoras recibe entre 500 y 950 soles. Y, solo el 5% recibe más de 950 soles. Es decir, el sueldo mínimo de un trabajador. “Aun cuando se profesionalice, no necesariamente los montos que se les vayan a pagar en el corto plazo a las chicas les sirvan para sus aspiraciones económicas. Entonces, las deportistas van a seguir haciendo actividades adicionales. Con el tiempo esto tiene que ir disminuyendo”, explica Quiroz.

Un dato adicional, es que solo el 11% de las deportistas cuentan con un patrocinador personal. Entre los sponsors hay marcas de ropa, de suplementos alimenticios, de bebidas rehidratantes, de alimentos, entre otras. Toda esta situación salarial explica que no puedan dedicarse exclusivamente a la práctica del fútbol.

TAMBIÉN LEE: Entrenando con el enemigo, un reportaje de Vania Ramos

Según el informe, el 37% de las jugadoras tiene un trabajo adicional aparte de ser futbolista. Es decir, juegan y trabajan. De ese grupo, el 45% tiene un trabajo de jornada completa. El 25% de las jugadoras encuestadas juega y estudia. El 20%, juega, trabaja y estudia al mismo tiempo. Solo un 17.5% se dedica exclusivamente al fútbol. Recordemos que esta situación implica que las jugadoras no puedas estar completamente avocadas a su carrera lo cual ocasiona muchas veces un desgaste físico adicional y poco tiempo de descanso y recuperación lo que influye directamente en el desempeño de la jugadora.

SIN MOVILIDAD PROPIA

El medio de transporte que utilizan las jugadoras para ir a sus entrenamientos, concentraciones, partidos y otros, para el 46% de las jugadoras es el transporte público. Un 37% utiliza transporte particular. Un 14% utiliza otros medios de transporte. Y un 3% se transporta caminando. Esta realidad es completamente acorde a la realidad de los salarios actuales del fútbol femenino.

“Actualmente la mayoría se moviliza en transporte público. Son muy pocas las que tienen transporte particular ya sea auto o moto. Y la moto es un riesgo para la salud del deportista. Esto va a poder cambiar en la medida en que los pagos hacia ellas incrementen, pero eso va a depender del crecimiento de la industria”, nos comenta Quiroz.

Esta variante es muy importante, ya que uno de los principales motivos encontrados en el estudio por los cuales las jugadoras abandonan el fútbol es por las distancias que hay para ir a sus centros de entrenamiento y partidos. Esto, agregado a que el 70% de las jugadoras reside en Lima que es una ciudad con un deficiente transporte público y un nivel alto de tráfico vehicular.

II. SOBRE EL TORNEO

CLUBES SIN SERVICIOS ESPECIALIZADOS

En el estudio, se encontró que el 97% de los clubes cuentan con un servicio de fisioterapia. Considerando que trece clubes participan en la liga, ese porcentaje puede indicarnos que solo uno de ellos no contó con un servicio que debería ser un requisito indispensable para la inscripción.

Asimismo, el 82% porciento de las encuestadas declaró que su club contaba con un área de medicina. Es decir, dos o tres no contarían con este servicio. El 41% de jugadoras encuestadas contaba con un servicio de psicología y nutrición en sus clubes. Es decir, menos de la mitad de los clubes inscritos en el torneo tienen especialistas en esas áreas. Por último, solo un 20% tenía un área de enfermería.

TORNEO TELEVISADO

Durante el 2021, Movistar Deportes apostó por comprar los derechos televisivos de la Liga y transmitir todos los partidos en su canal de cable. Sin embargo, la final fue transmitida por tres entre los cuales se encontraba uno de señal abierta. El estudio publica los resultados que tuvo la transmisión de aquella final que fue un clásico entre Alianza Lima y Universitario de Deportes.

En cuanto al rating, el partido llegó a tener 218.000 televidentes de los cuales el 62% eran hombres y el 38% restante, mujeres.

La final de la Liga de fútbol femenino del año pasado, que resultó siendo un clásico, tuvo una gran audiencia. ANDINA.

Adicional a esto, Sudor consiguió las cifras de rating de los partidos de Alianza Lima en Copa Libertadores Femenina que fueron transmitidos por Directv Sports. Si bien esta información no es parte del estudio, nos parece relevante compartirla, ya que fue una participación histórica que marcó un hito para el fútbol femenino peruano.

El partido de Alianza Lima frente a la U de Chile tuvo cerca de 50.000 espectadores. Gracias a ese triunfo, para el partido siguiente contra el Real Tomayapo de Bolivia, la cifra se duplicó. Ese partido fue una victoria por goleada para el club de La Victoria lo cual ocasionó que para el partido siguiente, frente a Corinthians, la cantidad de televidentes sea cerca de 140.000.

PATROCINIOS IMPORTANTES

La Liga tuvo tres importantes patrocinadores que fueron Media Pro, quien apostó por la compra de derechos para Movistar Deportes; la aerolínea LATAM, que ha ofrecido un apoyo con el transporte de las jugadoras para que el torneo pueda ser descentralizando; y Nike, quien fue el main sponsor y apoyó con balones para los equipos y para el torneo.

Además, los trece clubes participantes contaban con patrocinadores adicionales a la marca que los viste. Once de ellos tenían el apoyo de alguna marca de bebidas rehidratantes, y, en menor medida, se contó con patrocinios de empresas de educación, salud, banca, inmobiliaria y otros.

III. UN AÑO DE QUIEBRE

Aquí no expondremos las conclusiones del estudio, sino las nuestras. De todo lo que hemos podido leer y analizar, creemos que el año 2021 ha sido un año de quiebre para el fútbol femenino. Fue el inicio de muchos cambios y nuevas situaciones dentro de nuestro fútbol lo cual explica algunas cosas positivas y negativas del estudio.

Debido al nuevo formato del torneo que ya no se juega por regiones, sino que se plantea la creación de divisiones y un torneo descentralizado, se pudo contar con equipos de provincia en esta edición como Mannucci, Atlético Trujillo, Ayacucho FC y UTC de Cajamarca. Para todos ellos fue su primera participación el torneo y, algunos, formaron el equipo recién con miras al 2021. Aquello explica, en parte, por qué tantas jugadoras llevan menos de un año militando en sus clubes. No solo es debido a la falta de continuidad de algunos proyectos, sino también a esta creación de nuevos proyectos, y, por supuesto, debido a los típicos fichajes.

TAMBIÉN LEE: Víctimas de lo precario, una columna de Camila Zapata

Por otro lado, otro gran cambio positivo es la televisación total de la Liga lo cual la vuelve más atractiva para patrocinadores. Si la Liga y los clubes obtienen más ingresos de patrocinios, pueden darle mejores condicionas a sus jugadoras tanto desde los servicios médicos que requieren, la infraestructura, la calidad de profesionales a cargo del plantel, y, entre otros, por supuesto, pueden empezar a pagarles mayores sueldos.

Sin embargo, en esa misma línea, también podemos encontrar que falta muchísimo por desarrollar para pagarles sueldos dignos a las jugadoras para poder motivar a que dediquen exclusivamente al fútbol lo cual afecta directamente en su rendimiento. Otro gran problema es la informalidad que se tiene al tener jugadoras sin contratos o, siquiera, sin acuerdos firmados. Y, por último, el tema de la afiliación por dos años a los clubes que perjudica a muchas jugadoras al no poder decidir libremente por qué club jugar. Para solucionar todo esto va a ser fundamental que la liga se profesionalice.

Son muchos los factores estudiados que, en líneas generales, si bien dan cuenta de varias deficiencias y cuestiones por mejorar, nos dejan claro que se ha iniciado un proceso de desarrollo de la mano de nuevos inversores, nuevas generaciones de futbolistas, y un trabajo más serio de parte de la FPF y muchos de los clubes.

Para descargar el estudio completo dale aquí.

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Publicaciones relacionadas
Leer más

Miedo y plata

Centro al área, la recibe el 9 que avanza solo. El arquero no lo toca, no lo incomoda, lo sigue hasta fuera del área chica y deja el arco vacío. Los defensas se miran entre ellos, no se atreven a intervenir. El 9 se la pasa a un compañero quien remata sin mucha convicción, los defensas se voltean eludiendo la pelota. Gol. Unión Magdalena ha volteado el partido, 2 a 1, en apenas un minuto. Ahora será el nuevo inquilino de la Categoría Primera A del fútbol colombiano.
Vela Repsol
Leer más

El silencio de las velas

Sudor presenta dos nuevos testimonios que corroboran lo dicho por el velerista Alejandro Hughes y el scorekeeper Giovanni Liza: no hubo oleaje anómalo, como señaló Repsol. Sin embargo, la mayoría de veleristas y la propia Asociación de Vela Oceánica del Perú estarían optando por evitar complicaciones con la empresa.
Total
0
Share