Newsletter
Síguenos

Recibe las mejores historias del deporte peruano y mundial

El adiós del GOAT

En pleno mes del Super Bowl —título que levantó en siete oportunidades—, Tom Brady anunció su retiro. El periodista Juan Novoa Shuña nos presenta un perfil del mariscal de campo que gracias a sus números se ganó con justicia la categoría del GOAT (Mejor de todos los tiempos) del fútbol americano.

Parte del viaje siempre es el final y Tom Brady ha llegado a su destino. Fueron 22 años recorriendo el sendero de la NFL donde solo se detuvo para celebrar trofeos. En total, el mariscal de campo de los Tampa Bay Buccaneers logró un récord de siete Super Bowls y decenas de reconocimientos individuales. Números propios de un GOAT, (El mejor de todos los tiempos, según sus siglas en inglés).

Pero entonces, a sus 44 años, decidió arribar a su destino. Volver a casa, a domingos y sábados familiares con su esposa Gisele Bündchen y los pequeños Jack (13), Benjamin (11) y Vivian (8). Todos ellos disfrutarán ahora a Tom mucho más tiempo, sin tantas lesiones, sin la enorme presión de vivir en la alta competencia. Con la tranquilidad de los trofeos y anillos obtenidos, puede realizar un repaso de su brillante trayectoria.  

EL CAMPEÓN INESPERADO

Como era de esperarse, el anuncio de su retiro realizado el martes 1 de febrero —curiosamente el mes del Super Bowl—, causó conmoción en el mundo del deporte. El mensaje publicado en su cuenta de Instagram ha pasado a la historia:

“Siempre he creído que el deporte del fútbol americano es una propuesta total: si no hay un compromiso competitivo del 100%, no tendrás éxito y el éxito es lo que tanto me gusta de nuestro juego. Cada día un desafío físico, mental y emocional que me ha permitido maximizar mi potencial más alto. Esto es difícil de escribir para mí, pero aquí va: No voy a asumir más ese compromiso competitivo”, anunció ante el dolor de sus millones de seguidores.

TAMBIÉN LEE: Las ligas socialistas, un informe sobre el draft estadounidense.

Se sabe que cada decisión va de la mano de un motivo y en el caso de Tom —al que muchos esperaban ver jugar hasta los 45 años— habría más de uno. El más reciente sería la eliminación de los Buccaneers en los playoffs. A ellos se habría sumado el pedido de su círculo más cercano, llámese su familia, quienes temían alguna lesión de gravedad que pudiera arrebatarles al esposo y padre. ¿Y ahora que viene? Por lo pronto el quarterback no ha confirmado si seguirá ligado de alguna forma al fútbol americano.

Pero claro, antes de llegar a este “adiós” hubo un “hola”. Brady aterrizó en la NFL como un auténtico desconocido, seleccionado por los New England Patriots con el 199º puesto del Draft del año 2000. Su apellido no concitaba la atención de nadie y sus movimientos iniciales, como los de todo joven de 22 años, generaban pocas emociones. Como lo señala en su documental “Man in the arena”, en ese entonces era un underdog (tapadito)por el que pocos apostaban.

Un año después llegó su gran oportunidad con la lesión del quarterback titular, Drew Bledsoe. Con la confianza de su técnico y mentor Bill Belichick, Brady se hizo con el puesto en lo que sería el inicio de una trayectoria propia de una leyenda.

EL CAMINO DEL GOAT

El exitoso camino de Brady arrancó en la temporada 2001-2002 cuando condujo a los Patriots a la victoria en el Super Bowl XXVI sobre los Saint Louis Rams que eran ampliamente  favoritos. Los éxitos se repetirían en las temporadas 2003-2004 y 2004-2005 con victorias en el Super Tazón sobre los Carolina Panthers y los Philadelphia Eagles, respectivamente. Desde entonces, ningún equipo ha ganado el trofeo en años consecutivos. El cuarto año anillo de Brady lo obtuvo en el 2015 cuando los Patriots contuvieron a los Seattle Seahawks gracias a la intercepción de Malcolm Butler sobre la línea de gol en el Super Bowl después de la temporada 2014. Pero lo mejor estaba por venir.

En febrero del 2017, Brady condujo a los Patriots a la mayor remontada de la historia del Super Bowl al lograr sobreponerse de la desventaja de 28-3 con la que perdían en el tercer cuarto del partido frente a los Atlanta Falcons. Los de Nueva Inglaterra se terminaron imponiendo en la prórroga con un marcador de 34-28.

El sexto campeonato con los Patriots llegó en la temporada 2018-2019 cuando Nueva Inglaterra aplastó a Los Ángeles Rams en el Super Bowl LIII al imponerse por 13 a 3. Aquí se produce un quiebre.

Tras una temporada más con los Patriots, Brady decidió que era el momento de afrontar nuevos retos. El 18 de marzo de 2020 firmó por los Tampa Bay Buccaneers, un equipo que no había ganado un juego de playoffs en los últimos diecisiete años. Junto a su viejo amigo Rob Gronkowski, llevó a los Buccaneers a convertirse en el primer equipo en jugar un Super Bowl en su propio estadio. Demás está decir que Brady volvió a ganar. Como en su temporada de novato, el 7 de febrero del 2021, condujo a los de Tampa Bay a una victoria en un Super Tazón en el que los favoritos eran los Kansas City Chiefs. Una vez más el ‘underdog’ mostró porqué se ganó la categoría de GOAT.

ESCÁNDALOS, AMOR Y CINE

Pero como suele ocurrir con las figuras más encumbradas del deporte, Brady también ha hecho noticia por algunas polémicas y por su actuación fuera de los estadios.

En el 2015 fue protagonista del escándalo conocido como ‘DeflateGate’. Dicho caso consistió en que lo Patriots fueron acusados de haber desinflado deliberadamente los balones en la final de la Conferencia Americana en la que vencieron a los Indianapolis Colts. Brady fue declarado culpable y se le condenó a una suspensión de cuatro juegos en la temporada 2016-2017.

Ese mismo año también se ganó duras críticas por haber mostrado su apoyo a la candidatura de Donald Trump para las elecciones presidenciales de EE.UU. Dichos reproches lo llevaron a no volver a manifestar su postura política, pese a que era conocida su amistad con el ex mandatario. Recién el año pasado se zanjó en algo la polémica debido a que en una visita a la Casa Blanca se burló de las declaraciones de Trump en las que señalaba que había sido objeto de un fraude los comicios del 2021. Al menos en la arena política, el mariscal de campo ha mostrado habilidades propias de un habilidoso dribleador.

Pero, como si le faltaran razones para ser famoso, en el 2006, se terminó emparejando con una de las top models más importantes del mundo, la brasileña Gisele Bündchen. En ese entonces, las amigas de la modelo le organizaban citas a ciegas para que dejara atrás su soltería. La tercera de ellas no pudo ser mejor. Tres años después ya estaba casada con Brady. Años después Gisele confesó que fue amor a primera vista.

TAMBIÉN LEE: Choque de titanes, un análisis del Torneo de las Seis Naciones

El mariscal de campo también se ha dado tiempo para aparecer en las pantallas. Brady ha participado en tres películas y una serie. En las dos primeras, “Pegado a ti” y “El Séquito” estuvo en un par de cameos, pero su aparición más famosa la tuvo en la divertida “Ted 2”.

En esa película Tom lanza al osito hablador como si fuera un balón, porque el peluche y su amigo Mark Wahlberg intentan obtener su semen para conseguir la genética perfecta. Una escena difícil de olvidar y que demuestra el nivel de idolatría que ha generado en el público estadounidense.

NÚMEROS INCOMPARABLES

Ahora, el hombre que se despidió por Instagram se marcha del fútbol americano como líder histórico en yardas por aire (84.520) y anotaciones (624). Asimismo, es el único jugador que ha ganado más de cinco veces el Super Bowl.

La carrera de Brady es tan impresionante que no tiene récord negativo con ninguna franquicia rival. NFL EN ESPAÑOL.

También tiene otros récords de leyenda. Nadie más ha sido nombrado cinco veces el Jugador Más Valioso de ese partido. Además, se colgó tres galardones al Jugador Más Valioso de la NFL, fue tres veces nombrado All-Pro en el primer equipo y se le seleccionó en 15 ocasiones para el Pro Bowl. Su foja es de 243-73 en temporada regular y de 35-12 en los playoffs. Números propios del GOAT.

La huella que ha dejado es imborrable. Este domingo, los fanáticos del fútbol americano prenderán la televisión, sintonizarán el Super Bowl y por inercia buscarán al más grande de todos los tiempos. Pero esta vez no se encontrarán con el dorsal número 12 de los Patriots o el de los Bucaneers. El GOAT ya anunció que su tiempo en la cancha ha terminado. ~

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Publicaciones relacionadas
Peng Shuai
Leer más

Peng Shuai, la voz silenciada del tenis chino

Con ese desgarrador testimonio, la tenista china Peng Shuai denunciaba el 4 de noviembre pasado a uno de los funcionarios de más alto perfil del Gobierno Chino. Una acción que se enmarcaba dentro de la ola de casos de acoso sexual revelados por el movimiento #MeToo en el país asiático; pero que, como anticipaba el mensaje, terminó provocando una rápida reacción por parte de la administración de Beijing. Una que dejaba en claro que la ex número del mundo en dobles estaba afrontando una lucha de David contra Goliat.
Leer más

Nuestro lado más salvaje

Mientras Simone Biles decidió parar en pleno Tokio 2020, el caballo Saint Boy no pudo hacer lo mismo durante la competencia de salto ecuestre. Teresa Torres plantea quitar a los animales de las disciplinas, donde son utilizados para la gloria de otros y sin poder de decisión. Incluso el caballo Jet Set tuvo que ser sacrificado por una lesión en la pata. ¿Cuándo vamos a dejar de hacerlos sufrir?
Total
0
Share