Newsletter
Síguenos

Recibe las mejores historias del deporte peruano y mundial

El monopolio del Atlántico

El dominio brasileño y argentino en la Copa Libertadores no es novedad. Este año, sin embargo, ambos países han acaparado los cuartos de final con cinco y tres representantes respectivamente. La balanza aparece desequilibrada en el fútbol sudamericano, que sigue siendo visto solo como semillero para las ligas europeas. El escritor Tomás Cortez reflexiona sobre la recta final del certamen continental.

UNO

Corinthians no pateó ni una vez al arco. Tenía muchas bajas, entre ellas su estrella William. Entonces le planteó un cerrojo a Boca con 2 líneas: una de 5 y otro de 4. Más parecido a un team italiano típico. Los argentinos no pudieron resolver el entramado defensivo. Por último, Benedetto firmó el peor partido de su carrera.

El partido de ida tuvo grandes momentos. Tanto para uno, como para el otro. Incluso, Boca pudo ganarlo al final. Una cosa es jugar con espacios y otra sin ellos. El domingo pasado, el equipo paulista jugó de la misma manera ante Fluminense, por el Brasileirao. Perdió 4-0. Los cariocas no fallaron las oportunidades que se les presentó.

El equipo de la Ribera basa su fortaleza en su defensa. Ahora tienen a Romero, que le da elaboración en el medio, que antes no tenía, pero que en este partido no estuvo fino. Tampoco Villa, ni Fabra.

Una noche para el olvido de los argentinos que, en la suma de los 180 minutos, demostraron mayor aptitud ofensiva. Y sí, merecieron ganar.

La secuela cruel: Battaglia, el técnico, fue despedido. Para el que suscribe, una decisión desatinada. Entonces, ganar el torneo domestico no te sirve si pierdes el torneo internacional. Increíble. Ahora Boca Juniors tiene que empezar de cero.

DOS

El consenso en Asunción, días antes del partido de ida, era que Arce era el mejor técnico paraguayo. Después de la eliminación, es el peor técnico y debe irse. Una cosa es el hincha, pero el periodista debe poner paños fríos. Debe analizar las cosas. Cerro Porteño es uno de los que mejor juega en el país. Ahora, el fútbol no es una ciencia y menos exacta. Hay que entender eso. La realidad se da en la Copa Libertadores. Ahí es donde sabes dónde estás parado. Una cosa es jugar el torneo doméstico y otro, muy distinto, el torneo continental por excelencia.

TAMBIÉN LEE: De tirapiedras a oficilista, columna de Pedro Ortíz Bisso

Se enfrentó al bicampeón de América. En otras palabras, al mejor equipo del continente. Cometió errores en defensa y la terminó pagando. Tanto en la ida, como en la vuelta. ¿El técnico se equivocó? Por supuesto.

El Palmeiras es un equipo con un inclaudicable orden defensivo. Al recuperar el balón, atacan por los diferentes carriles y aprovechan los espacios de la defensa rival. No es un equipo de tomar la iniciativa permanentemente. Es pragmático y se adapta a las necesidades del juego. De tal manera, que varía el planteo táctico, incluso en un mismo partido. Si pierden el balón estando en ataque, hacen pressing. De esta forma dificultan la salida del rival.

Es un equipo que, prácticamente, juega de memoria. Ante ese rival se enfrentó Cerro Porteño. Lógicamente, perdió por goleada.

El minuto 65 retrata el futbol paraguayo.

Alan Rodríguez centró, desde la izquierda, la peinó Gómez, central del Palmeiras. El rechazo quedó corto y a disposición del delantero de Cerro, quien, en vez de rematar de primera, trató de acomodarse, demoró y ya con la marca encima, cedió el balón a su compañero. Este remató afuera.

Todo queda resumido, en una palabra: técnica. Poder rematar de primera. Recepcionar y dar pase a un toque o dos, máximo. Para tal efecto, necesitamos canchas de primera. Las cuales no abundan en el fútbol doméstico. El balón corre más rápido en una cancha en perfectas condiciones. También los técnicos de menores son importantísimos, ya que son los responsables de la enseñanza básica: cabecear correctamente, saber perfilarse, definir, entre otras cosas.

¿Es culpa del Chiqui Arce las falencias del fútbol paraguayo?

TRES

Libertad, el team del todopoderoso Cartes, quedó a un paso de clasificar. No alcanzó el golazo del veterano Roque Santa Cruz. En el minuto 90 el Paranaense logró empatar. Como todo equipo de Felipao, es rocoso, difícil y pragmático. Cuenta con uruguayos, colombianos y argentinos que se adaptan al dibujo táctico. Si necesita un gol, lo busca de cualquier manera. Pero eso sí, no renuncia al ataque. Para muestra el minuto 69.

El delantero peleó la pelota en el círculo central, la recuperó. Caballero, el volante, trató de agarrarlo e impedirle que siga. El portentoso joven, no lo permitió y siguió. Antes de llegar al área lanzó un bombazo. Martin Silva salvó el empate. El joven se llama Vitor Roque y tiene 17 años.

Un tiro libre, en el minuto final, decretó el pase a cuartos de final del equipo brasileño.

El Campeón paraguayo fue eliminado por un conjunto que acabó en el puesto 14 en el Brasileirao de 2021. Esa es la realidad de los clubes paraguayos.

CUATRO

Los brasileños se creen tan superiores que confían en su depurada técnica para inclinar la balanza a su favor. De ahí, que el partido de ida, ante los ecuatorianos, hayan anotado y luego esperado en su cancha para contragolpear.

Total, en cualquier momento anoto.

Sin embargo, Emelec empató en forma justiciera. Cuando se dio cuenta, el Mineiro salió atacar. Y Hulk desperdició un penal.

https://www.youtube.com/watch?v=7BXLwlDX0VM

En el partido de vuelta, los ecuatorianos se refugiaron en su área. Y fue un calvario para el Mineiro lograr un gol. El orden táctico del equipo de Rescalvo fue impecable. Solo un penal pudo doblegarlos.

Los hinchas galos no confían mucho en Mohamed, el técnico. Nunca se distinguió por ser un táctico brillante, ni sus equipos tienen un sello ofensivo clamoroso. Es la oportunidad de su vida. Ahora enfrentara al mejor equipo de la Copa y actual campeón. Es la prueba de fuego del Turco.  Tiene cracks como Hulk, Zaracho, Fernández, Junior Alonso, Vargas, entre otros. Ósea, tiene con qué.

CINCO

El Mengao es uno de los cuadros más vistosos del continente. El problema es su faz defensiva. Pareciera un equipo partido en dos. Ese fue el motivo por el cual perdió la final de la Libertadores. En el partido ante Talleres –fase de grupos- se hizo más evidente esa dicotomía.

El lugar que ocupa en el Brasileirao, originó que el técnico portugués fuera cambiado por un conocido: Dorival. De un tiempo a esta parte, los técnicos foráneos están siendo los preferidos en el país-continente, dejando en evidencia a los entrenadores locales. Se nota el desfase táctico de los brasileños –a excepción de TIte- con respecto a sus coetáneos extranjeros. Increíble que esto suceda en un país que tuvo entrenadores como Brandao, Telé Santana, Tim, Didí, entre otros.

A diferencia del Mineiro y Palmeiras, es un típico cuadro brasileño. La creatividad es evidente y tiene delanteros completos y letales, como Gabigol y Bruno Henrique (lesionado). De Arrascaeta es un volante de primera. Encima tienen a Diego Ribas, Filipe Luís y Rodrigo Caio. Para cuartos de final contrataron a Vidal –odiado por muchos- pero un gladiador, que aportará lo suyo al Flamengo.

Ante Tolima hicieron lo justo y necesario. En la vuelta, los aplastaron. Es uno de los candidatos. Debe reforzar la defensa. Es su talón de Aquiles.

SEIS

River decepcionó. En el partido de ida mereció perder por más de 3 goles. Vélez le hizo pressing constante y lo dejó sin argumentos. Fue el mejor en los 180 minutos. Lo preocupante del equipo de Liniers fue su falta de contundencia.

TAMBIÉN LEE: El avión del repechaje, informe de Kike La Hoz

Difícil panorama se le presenta a River Plate. Desde hace más de 3 años que no llega a instancias finales de Copa. Necesita de un goleador. Suárez iba a venir. No fue posible. Incluso el pase del colombiano Borja está en veremos. Mantener el equipo le cuesta. Estrella que emerge se va del país. La crisis económica de Argentina atenta contra los intereses de los clubes locales. No pueden competir con el poderío de los brasileños. Imposible. Personalmente, creo que Gallardo ya demostró desde hace tiempo su valía. Necesita nuevos retos, posiblemente Europa. Sería lo lógico.

Talleres, es el otro clasificado. Tiene caudal ofensivo. Fue superior a Colón indiscutiblemente. Ambos protagonizaron un partido entretenido confirmando que, a partir de los octavos de Final, se observa un fútbol de primer nivel. Ah, y el técnico de la T es el portugués Caixinha.

El Talleres – Vélez será un partidazo.

Por último, Estudiantes aplastó al Fortaleza. No fue rival el team brasileño que está último en el Brasileirao. Ojo, el Pincharrata tiene estirpe copera. Ahora enfrentará al Paranaense.

Los cuartos de final serán imperdibles. ~

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Publicaciones relacionadas
Leer más

Al otro lado del arcoíris

Cada año, en junio, los logos de diversas marcas, organizaciones y clubes deportivos se tiñen de los colores del arcoíris. Esto parecería indicar que el reconocimiento de derechos y la inclusión son cada día más amplios. ¿Se trata de un real compromiso con la comunidad LGTBIQ+ históricamente excluida o una estrategia para atraer a más clientes o seguidores? ¿Responsabilidad social o rainbow washing? ¿Cómo se manifiesta este fenómeno en el ámbito deportivo? María José Castro intenta encontrar las respuestas a estas preguntas.
Leer más

Muchachos provincianos

El aporte de los jugadores provincianos está siendo clave en el rendimiento de la selección en estas eliminatorias. El caso de Christian Cueva es un gran ejemplo de ello. Pero el liberteño no es el primer futbolista nacido fuera de Lima que ha sabido lucirse con la Blanquirroja. El periodista Antenor Guerra-García nos demuestra que las diferentes regiones del país han tenido sus representantes en el ‘equipo de todos’
Leer más

Un sacudón de 8.1 grados

La estrepitosa caída de Alianza Lima por 8-1 ante River Plate por la Copa Libertadores ha desatado un esperable caudal de memes, pero también la dramática indignación de opinólogos y comentaristas deportivos preocupados por el nivel de los clubes nacionales. ¿Hace cuánto vivimos esperando el terremoto? El periodista Kike La Hoz analiza el rol de los medios en la crisis deportiva que vive el fútbol peruano a nivel internacional.
Total
0
Share