No apto para pinchaglobos

No apto para pinchaglobos

En tiempos en los que se pone en duda el interés de las nuevas generaciones por las disciplinas clásicas, el Mundial del Globo captó la atención de más de dos millones de personas, fue tendencia en las redes sociales e hizo posible que de nuevo gritemos “Perú campeón”. ¿Cómo el famoso streamer Ibai Llanos y el futbolista Gerard Piqué lograron inflar un negocio verdaderamente redondo?

Dos chicos parados, uno frente al otro casi uniformados: polo blanco, short azul y descalzos. Un globo en el aire -y con aire-. Una sala de una casa. Muebles, un televisor, unas escaleras a lo lejos. Un celular grabando. 58 segundos de video. TikTok. Eso fue suficiente para convertirse en viral. Un video que se vuelve tendencia, que todos lo comparten y llega a Ibai Llanos, algo así como el Rey Midas de internet de la actualidad. Todo lo que toca (o dice) se convierte en oro. De broma dice que debería ser un deporte, que hay que hacer un Mundial. El 21 de agosto era solo letras en su cuenta de Twitter y el 14 de octubre fue real.  La broma se vuelve verdad. Y lo miran en vivo, en su pico, más de 600 mil personas en Twitch, casi 2 millones en total.

Ese día Perú le ganó a Argentina y unas horas después perdió. No fue en una realidad paralela, tampoco por el TAS. Francesco de la Cruz, de solo 18 años, venció al representante albiceleste en los cuartos de final del Mundial de Globos y por la noche, la selección de Ricardo Gareca no podía mantener el aire en el rectángulo verde del Monumental de River Plate. Se nos pinchaba la ilusión en Buenos Aires, pero en Barcelona la historia fue diferente. 

Pero antes de llegar a ese momento donde Francesco levanta un globo de oro en el podio, se lleva un cheque de diez mil euros y se entera que el 2022 tiene que volver para defender su título, él no iba a estar en el torneo. El 7 de octubre, la cuenta oficial del Mundial del Globo -sí, tiene cuenta verificada con check azul- anunciaba los 24 países que iban a participar.

No estaba Perú, no estaba Francesco. Un comentario que aparece como respuesta a un tuit anuncia que si deciden que sea de 32 países -como en los mundiales de fútbol en la actualidad- se va a presentar. Que cumplió con mandar el video y vive en Barcelona, donde se iba a desarrollar el torneo. Poco después su teléfono suena. Del otro lado está Gerard Piqué. El resto es historia.

LAS REGLAS DE UN DEPORTE QUE NO ES DEPORTE

La idea principal es que el globo no caiga al piso. Pero no solo eso. Los partidos duraban dos minutos, salvo la final que se prolongó a cinco. Solo se puede tocar el globo con la mano, si se hace con otra parte del cuerpo se pierde el punto. Se debe golpear en la mitad inferior y está prohibido que sea de arriba para abajo.

Si había empate, todo se decidía por el ‘Globo de Oro’, donde se disputa un punto sin límite de tiempo donde se puede utilizar todo el cuerpo menos las manos. Sí, al revés de una de las reglas principales. Pensando en la justicia, todos los duelos tenían un árbitro y hasta contaban con el ‘Ojo del Globo’, algo así como un propio VAR o el Ojo de Águila que se utiliza en el tenis.

Se juega en un espacio de ocho metros por ocho metros con varios obstáculos, entre los que estaba incluso un carro. Había mesas, un comedor, muebles que hacían un poco más complicados los movimientos. Algo así como una jaula de vidrio para que puedan ver los espectadores. Nada de esto distrajo a Francesco De la Cruz, el huaralino que no había jugado al globo desde la niñez. 

En el 2008 se fue a España junto a sus padres y su hermana. Estudia informática en la actualidad y tuvo que dejar de hacer algunos trabajos para participar en el Mundial. Mandó un video haciendo ejercicios y eso fue su carta de presentación. Se enteró viendo un video de Ibai que habría este torneo y decidió inscribirse. Antes jugaba fútbol y ahora participa en el equipo de L’Hospitalet de vóley.

La fama lo llevó a dar entrevistas, incluso a ser felicitado por el presidente de la República, Pedro Castillo, que omitía dar comentarios políticos sobre la crisis interna de su gobierno, pero sí tenía tiempo para saludar esta conquista mundial. También recibió las palmas virtuales de la presidenta del Congreso, que en esta oportunidad tenía, por fin, una coincidencia con el mandamás del país. Un globo unía lo que desinfla la política.

¿EL MUNDIAL DEL GLOBO EN LOS JUEGOS OLÍMPICOS?

En los Juegos Olímpicos París 2024 habrá Breakdance, lo que para algunos simplemente puede ser un estilo de baile. En Tokio 2020 hubo skate entre las disciplinas, donde el peruano Angelo Caro llegó hasta la ronda final y terminó en el quinto lugar. También hubo escalada pero una larga lista de deportes se quedó fuera, entre ellas el ajedrez, billar y el polo pero también otras que no son tan populares como el bowling – que para algunos es sinónimo de la diversión de los sábados prepandemia-, floorball, squash, sumo o el fútbol americano.

Hasta la cuenta de redes sociales de los Juegos Olímpicos felicitaba a Perú, lo que muchos tomaban como un guiño a que este tipo de entretenimiento se podría convertir en un deporte olímpico. Pero hay ciertas reglas y pasos para cumplir que lo hace solo un albur. El deporte tiene que ser practicado ampliamente, por lo menos en 75 países y cuatro continentes por varones y cuarenta países y tres continentes en el caso femenino.

Además de eso, debe ser aceptado siete años antes de la competencia y ser respaldado por una federación internacional. El Comité Olímpico Internacional (COI) debe darle luz verde tres años antes de los Juegos y se debe aplicar el código mundial antidopaje. Todos estos pasos le quitan aire al globo. Lo que sí podría hacer Ibai es pensar en hacer sus propios Juegos, una versión paralela.

IBAI LLANOS, EL REY MIDAS DE INTERNET

Vive en una casa en la que paga casi quince mil euros al mes en alquiler -casi nada para los casi 120 mil que produce cada treinta días-. Pasa la mayor parte del día sentado frente a varias pantallas, un micrófono y aros de luz haciendo streamings. Tiene más de seis millones de seguidores en Twitter, más de siete millones de suscriptores en Youtube y 8,3 millones en Twitch. Ha entrevistado a Lionel Messi en su presentación en el PSG, ha charlado con el ‘Kun’ Agüero, Gerard Piqué, Ronaldo, Sergio Ramos, Paulo Dybala, convirtiéndolo en la envidia de periodistas que se preguntan porqué hablan con él y no con ellos.

Una imagen del panel que estuvo en el Mundial del Globo.
Gerard Piqué a la izquierda, Ibai Llanos al medio de la mesa en pleno Mundial del Globo.

Es lo que se conoce ahora como un creador de contenido. Pero no es periodista. No le pidan preguntas punzantes, un titular resonante. Lo que busca hacer Ibai es entretener y lo cumple.  No se mete en sus vidas personales, tampoco los cuestiona. Es mostrar el lado B de estos deportistas y hace sentir cómodo a las estrellas que prefieren darle una exclusiva a su canal de Twitch que salir en televisión.  ¿Dónde está la magia? Probablemente en lo que transmite. Busca pasar un buen rato, algo que hacía desde los quince años cuando empezó a subir videos a Youtube en Bilbao sobre el juego Call of Duty.

Antes de que se acuñara el término streamer, él ya lo era.  Después pasó a ser el narrador de la Liga de Videojuegos Profesional (LVP) y su fama fue creciendo. De League of Legends (LoL) a la Copa América para llegar al Mundial del Globo. Polifacético, ahora también hace videos sobre la comida de restaurantes lujosos contando sus experiencias.

Tiene 26 años y ahora lo entrevistan. Como Jordi Évole, el reconocido periodista que hace destapes y pone en aprietos a políticos españoles terminó entrando a la casa de Ibai para hacer un stream. Hasta políticos le dedicaron mensajes en redes sociales porque ayudó a que las personas se quedaran en sus casas en Navidad y Año Nuevo en plena pandemia. Ahora ha comprado un equipo de E-Sports y todos esperan su siguiente paso.

GERARD PIQUÉ, EL SOCIO VISIONARIO

El socio perfecto en sus aventuras es Gerard Piqué, el defensa central del Barcelona, el esposo de Shakira. Un visionario de negocios que encuentra más éxito fuera de las canchas que en la defensa del cuadro catalán últimamente. Él, que cambió con su empresa Kosmos el formato de la Copa Davis y que ha invertido en las tarjetas NFT, que tiene una empresa inmobiliaria valorizada en dieciocho millones de euros, una marca de gafas, una compañía de bebidas isotónicas y ha ingresado a los E-Sports, también compró los derechos de la Ligue 1 para España. Claro, quién más sino Ibai para comentar el debut de Lionel Messi en el PSG.

Ya se habían asociado para transmitir los partidos de la Copa América en su país. Era de madrugada, lo pasaban por internet y contra los pronósticos de algunos negacionistas, fue un gol de media cancha. Tuvo una audiencia media de 510 mil conectados y el llamado minuto de oro de casi 643 mil conectados. Piqué era uno de los comentaristas, el otro era un tal Ronaldo. El Argentina – Brasil de la final en el Maracaná fue el punto de ebullición. Más de dos millones de personas lo vieron.

Desde agosto se puso a inflar el Mundial del Globo junto a Ibai, un evento que también se convirtió en viral y que llevó a Perú a convertirse en tendencia. Algo que traducido a las personas que no tienen redes sociales (¿las hay?) es algo así como volverse muy famoso. Es lograr que te felicite un presidente porque no se te cae un globo, algo que haces con tus hijos o sobrinos.

Compartir estos artículos
Escrito por

Suda por encontrar las palabras correctas para narrar las historias que siempre quiso leer. Suda porque en su lista de pendientes tiene el esqueleto de un par de libros y sigue intentando entender por qué el mundo es redondo. Suda también dentro de la cancha, a veces con una pelota y otras con una raqueta en la mano. El deporte nunca será solo un juego para él, sino una manera de entender la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encuentra las mejores historias deportivas.