Newsletter
Síguenos

Recibe las mejores historias del deporte peruano y mundial

Para una Copa, se necesita licencia

El balón todavía no rueda en la final del fútbol femenino peruano y ya hay partido. La periodista Mariafe Serra narra todos los episodios que han ocurrido desde que Mannucci clasificó a este partido definitorio, incluido el posible escenario de que se corone campeón y no pueda jugar la Copa Libertadores. Negligencias desde el club trujillano por una licencia no solicitada e incoherencias desde la FPF condimentan una historia que necesita final.

La Liga Femenina FPF viene generando mucha atención en los últimos días, pero no tanto por el nivel mostrado en la cancha o la fiesta en las tribunas, sino por un factor que incluso ha puesto en riesgo la final donde se va a definir al campeón del torneo. Para este partido, que debía jugarse a partido único, en sede neutral y en Lima, ya se había separado el Estadio Mansiche en Trujillo, que es localía de uno de los actuales finalistas. Ante esto, se decidió, contrariamente a las bases de la liga, que se juegue final de ida y vuelta. Pero esto solo fue el detonante.

La final de vuelta será solo una semana antes de que el ganador deba viajar a Ecuador para jugar la próxima Libertadores. Esto despertó críticas, ya que perjudicaba a los equipos en su planificación y preparación para la Copa. Sin embargo, lo más preocupante vino después, ya que, a raíz de este conflicto, se dio a conocer que el club trujillano no tramitó oportunamente su licencia para participar en la Copa Libertadores Femenina y, de ser el campeón 2022, podría igual no asistir a la competición internacional. Lo haría, en su lugar, Alianza Lima, quien sí tramitó sus licencias.

TAMBIÉN LEE: Farfán, el peso pesado, columna de Pedro Ortíz Bisso

Ante los hechos, se generaron múltiples dudas sobre si Mannucci podría acceder a la licencia, qué opciones tendría y si la responsabilidad era de la administración del club trujillano o de la Federación. Esta situación no solo deja un mal precedente, sino que, como siempre, las más afectadas terminan siendo las jugadoras. Sudor investigó cada uno de los episodios que desencadenaron esto y te los explicamos a continuación.

EL LICENCIAMIENTO DE CLUBES PARA LA LIBERTADORES FEMENINA

El día 26 de julio del 2022, se realizó una reunión con representantes de los clubes clasificados al hexagonal final de la Liga Femenina 2022. Los participantes fueron Alianza Lima, Sporting Cristal, Universitario de Deportes, Killas, Carlos A. Mannucci, y Deportivo Municipal (ya que para esa fecha aún tenía chances de clasificar). Esta junta fue realizada de manera presencial en el auditorio de la FPF. Ahí, se comunicó a los clubes, entre otros temas, sobre el proceso de licenciamiento, su importancia, sus requisitos y sus plazos.

Al día siguiente, 27 de julio del 2022, la Federación envió, vía correo electrónico, un oficio circular a todos los clubes involucrados en el que se indicaban los plazos para acceder a la licencia y se recalcaba que hacerlo era un requisito obligatorio en caso de querer participar a la Copa Libertadores, como se muestra a continuación. Sin embargo, José Valdivia, Gerente Deportivo de Mannucci, declaró para Ovación no haber sido notificado de los plazos. ¿Qué ocurrió realmente?

EL CASO MANNUCCI

Fuentes de la Federación Peruana de Fútbol confirmaron a Sudor que el oficio circular fue enviado a todos los clubes involucrados. Es decir, Mannucci incluido. Cuando conversamos con Valdivia nos reafirmó que no recibieron una comunicación oficial sobre el tema. Sin embargo, cuando le hicimos mención del correo del 27 de julio, declaró: “Eso nos informó la antigua administración, pero no hay un correo que diga plazo límite. Simplemente dice que se va a realizar de ‘tal fecha’ a ‘tal fecha’”.

No obstante, la información también fue explicada en la reunión del 26. Aquí se genera un conflicto en los testimonios que pudimos obtener. Según múltiples fuentes presentes en la reunión del 26 de julio, el señor Valdivia asistió a la misma en representación de su club. Sin embargo, él niega haber asistido y afirma que fue un representante de la antigua administración.

Como se recuerda, la gestión del fútbol femenino de Mannucci había sido tomada por el Racing de Huamachuco a inicios del 2022 mediante un convenio que firmó con la administración del club tricolor. Sin embargo, la junta directiva emitió un comunicado el día 6 de agosto del 2022 informando que se daba por concluido aquel convenio, ya que había recibido una carta del plantel de jugadoras en la que reclamaban hasta tres meses en los que no habían recibido pagos. A partir de ese momento, la propia administración de Mannucci se hizo cargo de su división femenina.

Que la reunión haya tenido lugar el 26 de julio, y el comunicado haya sido emitido, posteriormente, el 6 de agosto, coincide con la afirmación de Valdivia de aún no haber estado presente, pues el club seguía bajo otra administración. Sin embargo, más de un testigo presente ha afirmado lo contrario.

No obstante, hay una verdad irrefutable, Mannucci recibió comunicación clara vía correo electrónico sobre los plazos de las licencias y su carácter indispensable para poder participar de la Libertadores Femenina, en la misma fecha que el resto de los clubes. Y hubo un representante del club en la reunión en la que se explicó el mismo tema. Ya sea la administración actual o la de Racing, que era legitimada por el club, tuvo oportunamente pleno conocimiento de la situación.

“Nosotros tenemos todo listo. Hemos venido trabajando de forma ordenada con todos los temas que nos piden para la licencia. El error fue de la anterior administración que no presentó documentos en el plazo en el que ´entre comillas´ la federación exige. Porque no hay un plazo asignado por Conmebol para que tú puedas hacer tu licencia”, aclara Valdivia.

Sin embargo, aquí hay una incongruencia, pues el oficio circular antes presentado, que estipula los plazos, indica que estos eran del 15 al 20 de agosto. Es decir, fecha para la cual la actual administración de Mannucci había tomado la responsabilidad del femenino, pues como ya mencionamos y mostramos en el comunicado del club, ellos firmaron que asumieron la gestión desde el 6 de agosto. Por lo tanto, presentar los documentos no podría ser responsabilidad de Racing de Huamachuco. Adicionalmente, sí había un plazo límite estipulado por Conmebol, el cual era el día 30 de agosto. En esa fecha, la FPF debía presentar la relación de clubes licenciados para participar de la Libertadores Femenina.

El Gerente Deportivo de Mannucci se cuestiona por qué se les permitió participar sin licencia a tantos clubes, ya que fueron pocos los que decidieron emitirla. El cuestionamiento es válido, debido a que no se está exigiendo acreditar las mismas condiciones a todos los clubes y, esa posibilidad, desencadenó en la situación actual. Además, Valdivia demuestra una clara molestia, pues según afirma, la inversión anual en el plantel femenino es cercana a los 800 mil soles y no genera un retorno económico. El retorno esperado era deportivo.

Los hechos constatados podrían dar cuenta de que no se realizó un óptimo seguimiento a la gestión previa, ya que se permitieron meses faltos de pagos, no se tomó acción al respecto hasta recibir un pedido expreso de las jugadoras, y no se habría realizado una adecuada transmisión de información relevante como es la respectiva a las licencias. Sin embargo, Valdivia afirma que sí se supervisó de manera correcta a la administración anterior.

LAS OPCIONES DEL CUADRO TRUJILLANO

1.Una opción que se barajó, pero que ya quedó casi descartada, era no jugar las finales. José Valdivia se iba a reunir con los directivos del club el día miércoles 21 de setiembre por la noche para definir si se participará. “Estamos evaluando no jugar porque lo que está pasando es una falta de respeto. No tiene sentido jugar si no vamos a obtener nada. De eso hubieran sido claros desde un principio”, concluye.

El viernes 23 de setiembre, las entradas se anunciaron la venta y Alianza viajó a la ciudad de Trujillo, por lo que lo más esperable sería que se haya decidido jugar. Sin embargo, si se hubiera dado este escenario, Alianza Lima automáticamente hubiera tomado el cupo para la Copa Libertadores Femenina 2022.

2. Los siguientes escenarios serían las opciones si es Mannucci juega la final y se corona campeón:

a. La primera opción es solicitar una licencia provisoria o especial a Conmebol. Según los Artículos 71 y 72 del Reglamento de Licencias de Clubes en el Fútbol Peruano de la Confederación Sudamericana de Fútbol, si el club clasifica por sus resultados deportivos a la Libertadores Femenina y no se ha sometido a un proceso de licenciamiento, la FPF puede solicitar, a título extraordinario, una licencia a nombre del club. Sin embargo, este artículo está sujeto a la interpretación de la propia Conmebol para saber si es aplicable.

Como es bien conocido, la última final se disputará el 6 de octubre, y el equipo clasificado deberá estar en Ecuador para jugar la final el día 13 de octubre. Es decir, esta licencia extraordinaria debería tramitarse en menos de una semana.

b.            La segunda opción sería que la Federación Peruana de Fútbol decida aprobarle la licencia al club, si es que este efectivamente cumple con los requisitos, aún cuando los hayan presentado fuera del plazo estipulado y comunicado oficialmente el día 27 de julio. Sin embargo, ya estaría fuera de plazo para presentarla ante Conmebol. Tendría que solicitarse se acepte de forma extemporánea. Con cualquiera de estas opciones, Mannucci iría a la Libertadores.

c.            Que la FPF le niegue la licencia y no le tramite ante Conmebol la licencia excepcional. ¿Es este escenario posible? Sí, debido a que el Artículo 72 estipula que la Asociación miembro, en este caso la Federación Peruana de Fútbol, puede solicitar esta licencia. Mas no indica que esté en la obligación de solicitarla si se diera el caso. En este caso, Alianza Lima jugaría la Copa Libertadores.

d.            Que la FPF tramite la licencia especial con Conmebol y esta no sea aprobada por plazos o por no ser aptos. Por ser tan poca la anticipación (de menos de una semana) podría no admitirse el trámite. O, podría considerarse que Mannucci no aplica a la licencia especial. En este caso, Alianza Lima jugaría la Copa Libertadores.

Por último, sobre el caso Mannucci, es importante recalcar nuevamente que las más perjudicadas terminan siendo las jugadoras del club trujillano, que realizaron una destacable campaña deportiva que les permitió llegar a la final a pesar de los problemas administrativos que sufrieron.

LOS REQUISITOS PARA OBTENER LA LICENCIA

¿Por qué fueron tan pocos los clubes que obtuvieron la licencia para participar de la Conmebol Libertadores? ¿Acaso eran muy exigentes los requisitos?

Cabe precisar que, según el reglamento actual, que entró en vigencia el 11 de julio de 2022, solo podían ser acreedores de la licencia los clubes que hayan clasificado al hexagonal final ya que estos serían los únicos con posibilidad de participar de un torneo internacional. El reglamento consta de criterios deportivos tales como contar con un oficial de delegación, un director técnico, realizar chequeos médicos a las jugadoras, tener preparador físico, preparador de arqueros, equipos juveniles, seguro médico, médico, asistente técnico y fisioterapeuta. Sin embargo, el propio Artículo 44 de este reglamento indica que estos requisitos pueden ser modificados en cualquier momento del proceso de licenciamiento. Es decir, podrían ponerse más drásticos o, de lo contrario, más flexibles.

En cuanto a criterios de infraestructura, se exige un campo de entrenamiento para el primer equipo, un campo de juego, un campo de entrenamiento para juveniles y una sede administrativa. Luego, tenemos criterios administrativos que involucran un responsable de gestión, tener un plan de comunicaciones, entre otros. Y luego, vienen criterios jurídicos y financieros.

Tal vez cumplir con todos los requisitos exceda los presupuestos de algunos clubes y este sea el motivo por el cual optan por no licenciarse. Sin embargo, deberíamos cuestionarnos si la FPF debiera imponer la licencia como requisito obligatorio para participar del hexagonal, acción que evitaría situaciones como estas. O si, tal vez, se deberían disminuir los requisitos para Licencia, de modo que más clubes pueden acceder a ella. Para este segundo punto es importante precisar que el reglamento FPF necesariamente debe estar alineado a los requisitos estipulados por Conmebol, ya que así lo mandan los estatutos de este último.

TAMBIÉN LEE: ¿Una estrella o el firmamento?, columna de Julio Villalobos

Sea cual sea la solución a futuro para prevenir que se repitan estos casos, en la actualidad Mannucci afirma ya cumplir con todos los requisitos. Es decir, eran requisitos alcanzables para el club. Cabría preguntarse si lo correcto sería otorgarles la licencia para reconocer el proyecto deportivo que se forjó y no perjudicar a las futbolistas que no tienen responsabilidad alguna en este incidente, o, por el contrario, denegarla para sentar un precedente que motive a los clubes a cumplir con los plazos y reglamentos del torneo y así velar por su mejoría progresiva, que es, a largo plazo un beneficio para las jugadoras.

Sin saber todavía cómo terminará este engorroso tema, hay que reconocer negligencias por parte del club trujillano, pero también, de la FPF al momento de organizar el campeonato y respetar sus propios reglamentos. Esto lo vimos claramente en el incidente ocurrido con la programación de la final.

LA FINAL DE LA LIGA FEMENINA 2022

Según las bases vigentes de la liga, el torneo se definiría a final única y se jugaría en la ciudad de Lima. Además, debía ser un campo neutral para los finalistas. No obstante, con fecha del 10 de agosto, la Federación Peruana de Fútbol separó el estadio Mansiche en Trujillo como sede para que se dispute la final el día 25 de setiembre. ¿Por qué hizo esto que iba contra sus bases? El motivo fue que, en Lima, no había facilidad para emitir garantías para partidos de fútbol debido al cierre de campaña electoral por las próximas elecciones municipales.

Ante esto, la entidad optó por mover la final a otra ciudad. Sin embargo, no previó la posibilidad de que uno de los finalistas sea Carlos A. Mannucci. ¿Por qué no habría de serlo si estaba en el hexagonal? El caso se dio y es finalista junto a Alianza Lima. Por ello no solo se estaban vulnerando las bases al no jugar en Lima, sino que uno de los finalistas jugaría en el estadio en que ejerce su localía.

Por este motivo, la Federación conversó con ambos clubes y se optó por jugar final de ida y vuelta, nuevamente contra las bases que indicaban que se jugaría a final única. La primera, se mantendría el 25 de setiembre, pues el estadio ya había sido separado, y la segunda sería el jueves 6 de octubre a las 7pm en el Estadio Alejandro Villanueva.

Como ya mencionamos, siete días después de la final, el ganador deberá estar en Ecuador para iniciar su participación en la Copa Libertadores Femenina 2022. ¿Cómo acabará esta historia que empezó tan mal?

Al momento de organizar el cronograma de la Liga Femenina, se debió prever que esta pararía casi un mes por la Copa América Femenina y que esto movería las fechas de culminación. Ante aquello, se debió plantear un formato que no permita culminar el torneo ni en cruce con las elecciones municipales ni con el inicio de la Copa Libertadores, ya que ambas tenían fechas conocidas desde inicios de año. Es decir, fallaron en la planificación.

Ahora, con esta segunda final, Perú será el último país en conocer su equipo clasificado a la copa, al ser el que más tarde termine su torneo. Esto significa una desventaja en preparación tanto a nivel deportivo como logístico frente a agrupaciones de otros países. ¿Se podrá hacer fichajes y prepararse para un torneo internacional en una semana? Lo averiguaremos cuando veamos los resultados. ~

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Publicaciones relacionadas
Leer más

Miedo y plata

Centro al área, la recibe el 9 que avanza solo. El arquero no lo toca, no lo incomoda, lo sigue hasta fuera del área chica y deja el arco vacío. Los defensas se miran entre ellos, no se atreven a intervenir. El 9 se la pasa a un compañero quien remata sin mucha convicción, los defensas se voltean eludiendo la pelota. Gol. Unión Magdalena ha volteado el partido, 2 a 1, en apenas un minuto. Ahora será el nuevo inquilino de la Categoría Primera A del fútbol colombiano.
Leer más

La Orejona es tarmeña

A ocho temporadas de completar cien años de existencia, logró alzar por segunda vez la Copa Perú, la ‘Orejona Chola’ y retornar al futbol profesional luego de 31 años ausencia. Logro obtenido de la mano del entrenador Juan Carlos Bazalar, tricampeón consecutivo del futbol macho –alzó la copa con Pirata FC en el 2018, Carlos Stein en el 2019 y ahora con el ADT. El equipo tarmeño dejó en el camino a otro histórico, Alfonso Ugarte de Puno en una dramática ronda de penales.
Total
0
Share