Travesuras de la niña buena del tenis

Travesuras de la niña buena del tenis

Emma Raducanu está viviendo un verdadero cuento de hadas. En el año de su debut profesional y con poco bagaje en el circuito WTA, la tenista británica se llevó el US Open en septiembre pasado. Y aunque no ha podido reeditar sus buenas actuaciones en Nueva York, la fama y la fortuna no deja de envolverla.

Un buen día, Emma Raducanu se dio cuenta que la ropa de ballet, el uniforme de piloto de kart, el agua de las piscinas y el montar a caballo eran cosas lindas pero no suficientes. Tenía cinco años y en el silencio de su habitación empezó a buscar la respuesta para ser feliz. Recién la encontró cuando su padre la llevó a un parque de Londres para que aprendiera a jugar tenis. Apenas entró en contacto con la raqueta supo que nunca la iba a dejar.

Catorce años después la nueva niña prodigio del deporte blanco le ha dicho al mundo que nuestras decisiones no nos llevan al camino. Nuestras decisiones son el camino. Este 2021, la joven nacida en Canadá, pero criada en Inglaterra, ha dejado boquiabiertos a todos tras su sensacional actuación en el US Open. Y es que Emma realizó una hazaña inédita: se convirtió en la primera tenista –hombre o mujer– en ganar un Grand Slam viniendo de las rondas de clasificación. El sueño se hizo realidad cuando superó en la final a la canadiense Leylah Fernández (19), la otra joven sorpresa del torneo.

EL ASCENSO METEÓRICO DE RADUCANU

Si las revistas de tenis o los programas deportivos solían reservar sus portadas para la estadounidense Serena Williams, la rusa María Sharapova u otras grandes virtuosas de esta disciplina, hoy el apellido Raducanu se ha ganado un espacio gracias a un ascenso meteórico. La británica comenzó el 2021 siendo la 366 del mundo y hoy se ubica en el puesto 20. Su debut en el circuito WTA no impresionó a nadie: fue eliminada en la primera ronda del torneo de Nottingham en junio pasado, pero las sorpresas vendrían después. En julio empezó a ganarse la atención de la prensa al llegar hasta los cuartos de final de Wimbledon. Y en realidad no perdió, fueron problemas respiratorios los que la obligaron a retirarse cuando se medía con la australiana Ajla Tomljanovic.

Los especialistas dijeron que dicho suceso se habría debido a los nervios y a la presión que experimentó la joven al jugar en uno de los grandes escenarios tenísticos del mundo y teniendo un limitado recorrido en las lides. Sin embargo, Emma tuvo su gran revancha en Nueva York. Como ocurre con cualquier tenista que se ubique en el puesto 150 del ranking WTA, para poder acceder al cuadro principal tuvo que pasar por rondas clasificatorias. En dichas instancias derrotó a la holandesa Bibiane Schoofs (6-1 y 6-2), a la georgiana Mariam Bolkvadze (6-3 y 7-5) y a la egipcia Mayar Sherif (6-1 y 6-4). Ya instalada en el cuadro principal, Raducanu se deshizo de la suiza Stefanie Voegele (6-2 y 6-3), la china Shuai Zhang (6-2 y 6-4), la española Sara Sorribes Tormo (6-0 y 6-1), la estadounidense Shelby Rogers (6-2 y 6-1), la helvética Belinda Bencic (6-3 y 6-4), la griega Maria Sakkari (6-1 y 6-4) y finalmente de Leylah Fernández (6-4 y 6-3).

En total disputó diez partidos en los que no perdió un solo set. Un hito que la convirtió en la primera campeona del US Open que venía de la fase previa. Y no solo eso, también se erigió en la primera británica en ganar un Grand Slam desde que Virginia Wade lo hiciera en Wimbledon en el ya lejano 1977.

Laura Arraya, leyenda del tenis peruano, intentó dar una explicación a tal rendimiento. “A mi criterio, jugó de forma espectacular, tuvo tres semanas increíbles y eso pasa a veces cuando no tienes presión, poco a poco vas ganando, entras al cuadro principal, la confianza va mejorando. Todo eso forma parte de los perfiles de los deportistas, puedes tener buenas semanas y malas”, afirmó.

CRISIS TRAS TOCAR LAS NUBES

Un dicho popular señala que el deporte da y quita. Raducanu es ejemplo de ello. Emma perdió parte de su paz y mucho de la calma en la que vivía. Pasó de caminar tan solo con dos escoltas, a tener ahora varios miembros de seguridad, ser asediada para autógrafos y fotos y tener constantes reuniones con marcas que anhelaban lograr ser sus patrocinadoras.

Hoy ya es imagen publicitaria de Dior, Tiffany and Co., Aston Martin, Nike y Wilson. Su rostro se entremezcla en avisos junto a otras personalidades como Bella Hadid, Rihanna, Natalia Portman, Jennifer Lawrence, Charlize Theron, Cara Delevingne o Yara Shahidi mientras su cuenta bancaria crece cada día. E, incluso, se dio el lujo de pisar la alfombra roja como sucedió en la Gala MET de Nueva York o en el estreno de ‘No Time To Die’, la nueva película de James Bond, así como ir a la Bolsa de Valores de Nueva York y jugar una partida de tenis con la duquesa de Cambridge, Kate Middleton.

Emma Raducanu ha generado la atención de los medios
De un día para otro, Raducanu se volvió una celebridad que aparece en portadas de revistas y anuncios publicitarios. TWITTER.

Y esos cambios abruptos en sus rutinas han tenido efectos en su rendimiento y en las decisiones vinculadas con su juego. A los pocos días de haber ganado el título decidió prescindir de los servicios de Andrew Richardson, el entrenador que la había dirigido durante dos años en la categoría juveniles y al que le había pedido que la dirigiera durante lo que durara el US Open. A pesar de que la asociación dio como resultado un título, Emma señaló que prefería un entrenador con mayor experiencia. La leyenda británica Jimmy Bates y el español Esteban Carril terminaron acompañándola en los torneos mientras buscaba un entrenador permanente. Dicho vaivén habría tenido efecto en su rendimiento porque no ha vuelto a ganar un título desde entonces.

“Ya tiene la presión encima porque viene de ganar un Grand Slam, ahora, debe defender su posición de ganadora del US Open. Allí es donde comienza la presión, no le ha ido muy bien en los torneos que ha vuelto a jugar. Todo el mundo está mirándola, ahora tiene contratos millonarios por todos lados. Esas cosas te pueden alejar de la realidad, por eso tienes que tener un equipo muy bueno alrededor tuyo para que te puedan centrar bien y puedas llevar muy bien la fama y la fortuna”, afirma Arraya.

Finalmente, el elegido ha sido Torben Beltz, clave en los éxitos de Angelique Kerber. El alemán comenzará a trabajar con ella a fines de este mes para prepararla para la próxima temporada.

MIRANDO AL FUTURO

Como no todo es pegarle a una pelota de tenis, la joven estrella también puso punto final a sus siete años de estudio en la Newstead Wood School de Londres y logró el bachillerato. Esa fue una de las grandes razones por la que tardó en debutar en el circuito profesional. Eso sí, una parte de ella anhela tener tiempo libre. “Llevo siete años sin irme de vacaciones. Recuerdo que la última vez fue un fin de semana largo en Suiza con mis padres, así que espero hacer algo parecido ahora porque necesito desconectarme del tenis unos días”, reveló tras decirle adiós a la temporada luego de caer por los octavos de final del WTA de Linz, ante la china Xinyu Wang (106) por 6-1, 6-7(0), 7-5. La campeona del US Open sabe que necesita una pausa por el bien de su salud mental.

“Considero que es una chica que tiene un tenis lindísimo, pero siempre dicen que llegar es fácil pero mantenerse es bien difícil. Podemos ver el caso de Naomi Osaka, quien está con unos problemas terribles, con depresión. Hay que ver si Emma Raducanu va a poder aguantar la presión de todo esto que tiene alrededor. Por eso, en las jovencitas la parte emocional juega un papel muy importante”, afirma Arraya.

Amante de las matemáticas y de la estadística, Raducanu habla rumano, por los orígenes de su padre, y se expresa con mucha fluidez en chino mandarín gracias a su mamá. “Yo creo que el cielo es el límite”, dijo Emma no en un idioma, sino con su juego. En casa, guardados en la habitación, descansan los trajes de piloto, ballet, el bañador para piscina y el uniforme de equitación. Desde lo alto los mira la raqueta de tenis que ganó la batalla.

Emma nunca olvidará este 2021 que la llevó a tocar el cielo en septiembre. Sin embargo, sabe también que deberá pisar a fondo para no trastabillar como lo ha hecho posteriormente a su coronación en la ‘Gran Manzana’. Es consciente de que le falta despegar y que tiene la presión de todo un país que la espera brillar con luz propia. Solo queda demostrar que ella está preparada para asumir el reto y no perderse en el camino. Todo está en sus manos.

Compartir estos artículos
Escrito por

Soy periodista desde 1997 y licenciado en Ciencias de la Comunicación de la Universidad San Martín de Porres. He transitado la mayor parte de mi carrera en el periodismo deportivo, escribiendo en "El Bocón", "El Comercio" y "Perú 21", donde he tenido el privilegio de trabajar junto a verdaderos maestros. Me gusta explorar en la vida de los personajes y eso es lo que busco transmitir en mis textos.

Comentario

  • Evert Quispe

    Excelente articulo, felicidades a Sudor por integrar periodistas de la talla de Juan Novoa.

    • Revista Sudor

      Gracias por tus palabras, Evert. Te invitamos a compartir la revista con tus amigos. Nos ayudará a llegar a más personas. 💪🏽

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encuentra las mejores historias deportivas.