Newsletter
Síguenos

Recibe las mejores historias del deporte peruano y mundial

¡Gracias Serena!

Esta edición del US Open marca la despedida de quien es para muchos la mejor tenista de la historia: Serena Williams. La periodista Silvana García Asenjo realiza un repaso por la trayectoria de una jugadora que cambió el deporte de la raqueta para siempre y señala, sin pizca de duda, que los amantes del tenis la van a extrañar para siempre.

Serena no ganará el #24. Su gran objetivo como tenista le ha sido esquivo desde Melbourne en 2017. Pero no quita ni una onza de grandeza a una carrera que no tiene comparación ni en el tenis ni en ningún otro deporte. El 9 de agosto el mundo recibió una noticia inesperada: Serena Williams anunciaba vía un ensayo en la revista Vogue que dejaba el tenis profesional para pasar más tiempo con su familia y emprender nuevos retos. 

Han pasado 25 años desde que ganó su primer partido como profesional en el que venció a Elena Likhovtseva, 27 en ranking WTA de ese entonces,  en Chicago. En ese torneo dio muestras de lo que sería su carrera, venció a la francesa Mary Pierce, 4 del ranking, y a una de las inquilinas del Olimpo del tenis, Mónica Seles, que en ese momento ocupaba el puesto 4 del ranking. Al final de esa semana, Serena ingresó al top 100 de la WTA con solo 16 años. 

SERENA CAMBIÓ EL JUEGO

Serena, la hermana menor de Venus, cambió la manera en la que se juega el tenis, y en la que vemos y sentimos ese deporte. A comienzos del siglo XXI las hermanas Williams llegaron, de la mano de su papá y entrenador, a ganar (casi) todos los torneos. Primero irrumpió Venus, y luego, entró en escena Serena. 23 Grand Slams ganados después no hay partido en el que no nos haya dado un poco de todo, elegancia, poderío, inteligencia para ganar puntos y sobre todo, un gran espectáculo.

TAMBIÉN LEE: Serena siempre tuvo razón, un informe sobre el machismo en el tenis

Solo una muestra de las cosas únicas que ha hecho Serena en su vida deportiva, es la única tenista en ganar un Grand Slam con dos meses de embarazo. En el 2017 campeonó en Melbourne cuando ya tenía en el vientre a su hija Olimpia. Este 2022 Elina Svitolina se ha retirado temporalmente del tenis profesional al salir embarazada. Y la alemana Angie Kerber anunciaba que no podía jugar el Abierto de Estados Unidos por la misma razón. 

Otra pequeña muestra del tremendo legado que deja Serena es que es la única en tener un logro deportivo con su nombre, el ‘Serena Slam’ que es el término que el mundo del tenis le puso a la hazaña de ganar los 4 grandes de manera consecutiva, aunque no necesariamente en el mismo año calendario. Serena lo ha logrado dos veces en su vida. La primera, en el 2002 ganó Roland Garros, Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos y en enero del 2003, el Abierto de Australia. Todos esos partidos se los ganó a su hermana Venus.

En el 2014 ganó el US Open frente a su mejor amiga, la danesa Caroline Wozniacki, en el 2015 ganó  Australia, a la rusa María Sharapova, París a Lucie Safarova, y cerró el ‘Serena Slam’ con su victoria por un doble 6-4 ante la española Garbiñe Muguruza.  

ACTIVISTA CONTRA EL RACISMO  

Sin lugar a dudas, el retiro de Serena pone fin a la edad de oro del tenis femenino. Mucho se ha hablado y escrito sobre la rivalidad FEDAL en el tenis masculino, quién de los dos es el mejor de historia, en los últimos años ha entrado en el debate Novak Djokovic, pero en el lado femenino no se ha dado ese debate por la simple razón de que Serena ha sido la más grande rival de ella misma. No hay lugar para debate en ese tema.

Nadie ha estado cerca de igualar lo que ha hecho ella en la cancha. O lo que ha hecho por el tenis femenino. Siempre ha sido una vocera de las demandas de las tenistas sobre la brecha en los premios, el reconocimiento y la prensa que tienen ellas frente a los tenistas hombres.

El ser una tenista afroamericana ha sido siempre uno de los elementos que han sido parte fundamental de la identidad de Serena como tenista, activista y ahora como empresaria y dueña de un fondo de inversiones. No debemos olvidar que en sus primeras participaciones tanto ella como Venus jugaron con las trenzas típicas de la comunidad negra de los Estados Unidos y varios comentaristas como John McEnroe y Chris Everett las describieron como “distractoras y bulliciosas”. 

El racismo ha tenido un protagonismo innegable en la carrera de Serena. Las trenzas es solo una muestra, pero la mayor evidencia de esto fue en Indian Wells en el 2001, cuando acusaron a su papá y entrenador, Richard Williams, de favorecer a Serena y “obligar” a Venus a retirarse de su partido de semifinales para inclinar la balanza hacia la menor de las hermanas. Los insultos racistas hacia los tres fueron evidentes y escandalosos, pero lo más vergonzoso fue que el director del torneo se negó a disculparse con ellos. Como resultado las Williams boicotearon el torneo por catorce años. 

El racismo, las constantes críticas y las lesiones no impidieron que Serena sea, por lejos, la tenista que más dinero ha ganado a lo largo de su carrera. Solo en premios ha acumulado la bastante envidiable suma de 94.588.910 millones de dólares. La segunda en esa lista es su hermana Venus con menos de la mitad de plata. Hasta cuando no juega gana millones, un año en el que no participó en el circuito, por lesiones, ganó la friolera de 29 millones de dólares.

TAMBIÉN LEE: Discúlpanos Serena, el machismo que afectó a la tenista

Y su retiro no implica bajar el ritmo en sus cuentas bancarias, uno de los motivos por los que se aleja, o como ella misma menciona en el ensayo en Vogue, su “evolución” del tenis tiene como actor secundario su fondo de inversiones “Serena Ventures”. Un fondo enfocado en negocios y emprendimientos liderados por mujeres negras y miembros de la comunidad lgtbiq. Ya es accionista del equipo de fútbol americano Miami Dolphins, la empresa encuestadora SurveyMokey y además, es dueña del equipo de fútbol femenino Angel City junto con Natalie Portman, Christina Aguilera, Jennifer Gardner, Jessica Chastain y otras actrices y activistas. 

EL ADIÓS DE UNA CAMPEONA

Aunque no ganará su #24 nadie se lo va a tomar en cuenta. Su derrota en primera ronda frente a una desconocida Harmony Tan en Wimbledon fue solo el primer aviso. Estas últimas semanas, desde su anuncio, en el tenis no le ha ido bien. En la Rogers Cup, en Canadá, perdió contra la suiza Belinda Belic, oro olímpico en Tokio, en la segunda vuelta, pero la gran sorpresa vino en el Premier 1000 de Cincinnati en donde perdió por 6-4 y 6-0 ante la jovencita Emma Raducanu. El cambio generacional en un solo resultado.

No sabemos cuán lejos llegará en su último US Open, su últimos entrenamientos han sido llamativos, en uno terminó llorando, pero ya ha llegado más lejos que nadie no solo en este Grand Slam, también en otros torneos y Juegos Olímpicos. Quizá no recordemos el resultado de sus partidos contra la montenegrina Danka Kovinić, la estonia Anett Kontaveit o con sus siguientes rivales. Lo que no olvidaremos es todo lo que nos ha regalado dentro y fuera de las cancha la enorme Serena Williams. ~

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Publicaciones relacionadas
Leer más

Bateando fuera de Cuba

Entre septiembre y octubre de este año se vivió la deserción más grande de la historia del béisbol cubano. De los 24 integrantes del plantel que viajó al Mundial Sub-23, solo volvieron doce. "Será recordado como el Mundial de los abandonos", dijo el periodista especializado en el tema Francys Romero. Un fenómeno sin precedentes en la historia del béisbol.
Leer más

Choque de titanes

El Torneo de las Seis Naciones, uno de los más antiguos del mundo del rugby, acaba de empezar. El comunicador Ricardo Reátegui Marchesi analiza el tradicional campeonato que enfrenta a los equipos más poderosos de Europa. Escocia, Francia, Gales, Inglaterra, Irlanda e Italia se disputan la supremacía en el Viejo Continente.
Total
0
Share