Newsletter
Síguenos

Recibe las mejores historias del deporte peruano y mundial

La ética según Piqué

Desde hace algunos días, Gerard Piqué ha vuelto al debate, pero esta vez no por alguna jugada polémica o un tema farandulero sino por su participación en las negociaciones para que la Supercopa de España se realizara en Arabia Saudita. ¿Cuál fue su rol en este tema? ¿Qué papel jugó su empresa? ¿Se violó la ley? ¿Se trata de un problema ético? Para responder a estas preguntas Sudor se acercó a cuatro expertos que analizan el conflicto de interés en el que habría caído.

En abril pasado, la prensa española difundió unos audios entre el futbolista y empresario Gerard Piqué y Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en el que se apreciaba la forma como se negoció la realización de las ediciones de la Supercopa de España que se celebraron en Arabia Saudita desde el 2019.

“A ver Rubí, si es un tema de dinero, si ellos [el Real Madrid] por ocho irían, hostia tío, se paga ocho al Madrid y ocho al Barca… a los otros se les paga 2 y 1… son 19, y os quedáis la federación seis kilos, tío.  Antes de no quedaros nada, os quedáis seis kilos. Y apretamos a Arabia Saudí y a lo mejor le sacamos… le decimos que si no el Madrid no va… le sacamos un palo más o dos palos más”, son algunas de las frases que se pudieron escuchar de los audios de la conversación entre Piqué y Rubiales filtrados por el medio español “El Confidencial”. 

TAMBIÉN LEE: Una tribuna contra agresores, las hinchas que protestaron contra Polo

El cambio de sede de la Supercopa dio como resultado un jugoso beneficio económico para la federación y una comisión para Kosmos Global Holding, S.L., la empresa del jugador, que ascendería a 24 millones de euros por las seis ediciones que se llevarían a cabo en tierras saudíes. Pese a que el catalán intentó aclarar la polémica en una transmisión de Twitch planteando que no se había hecho nada ilegal, las acusaciones sobre un conflicto de intereses quedaron al orden del día. Sudor conversó con cuatro especialistas de diferentes ámbitos quienes analizaron los problemas éticos en los que ha incurrido el defensa central del Barcelona.

LA ELECCIÓN DE ARABIA SAUDITA

Desde la perspectiva de Jorge Illa Boris, doctorando en Historia Contemporánea en la Universitat de Barcelona, docente universitario y colaborador de Sudor, el cuestionamiento ético parte desde la elección del país que se convirtió en sede de la Supercopa.

“Es denigrante que lleven la Supercopa de España a Arabia Saudita, un país en donde sabemos cómo se trata a las mujeres y además en los estadios de fútbol están en las peores graderías, segregadas del público masculino.  Se vendió la idea de que estarían en cualquier lugar para la Supercopa y en las televisoras se encargan de mostrar eso. Cuando termina la Supercopa se vuelve a la semiesclavitud de la mujer en las peores graderías entonces realmente es un error ético y moral increíble”, señaló Illa . “Con Arabia Saudita siempre hay un doble rasero. Cuando los talibanes estuvieron en el poder de algunos países a finales de los 90 se les expulsó del COI por la manera como trataban a las mujeres sobre todo en el deporte. Se dijo que en Arabia Saudita pasaba lo mismo, pero el COI en vez de expulsarla dijo vamos a dialogar y enviaron a una deportista a Londres 2011. Al ser una de las mayores potencias petrolíferas del mundo da ese poder de ser medida diferente. En este punto yo estoy totalmente en contra”, añadió. 

Para Ximena Castro, docente universitaria y doctoranda en Pensamiento filosófico y contemporáneo por la Universidad de Valencia, el tema de la elección de Arabia Saudita es pertinente, pero no el que más resalta en este caso. “Me llama la atención también que cierta prensa vinculada a la izquierda en España no se centre en el tema del conflicto de intereses, el neoliberalismo o las empresas, el no pensar éticamente, actuar al límite de la ley sino en por qué se llevó a Arabia Saudita la liga, un país corrupto y demás. Esa crítica es pertinente, pero se puede hacer independientemente de que hayan salido los audios o no”, indicó.

En la misma línea se sitúa Aldo Franco, docente universitario y doctorando de Ética y Democracia por la Universidad de Valencia. “La crítica que se hace a Arabia Saudita me parece real, pero en este caso me parece que debería estar en un segundo plano”, expuso. Entonces, ¿cuál sería entonces el principal cuestionamiento del tema? Para ello, hay que reconocer qué roles asume Piqué en este caso.  

PIQUÉ: FUTBOLISTA Y EMPRESARIO

Para analizar el caso es importante ubicar a los actores involucrados, si pensamos en Piqué, ¿cómo se ve a este jugador?, ¿qué papel juega en la negociación?, ¿cómo se le juzga? Al respecto nos recuerda Illa, “tiene una empresa [Kosmos] que ha reformulado la Copa Davis, ha conseguido que Rakuten sea el máximo patrocinador de la camiseta del Barça. Es un jugador que no es el estereotipo clásico de jugador de fútbol”.

Asimismo, su figura nos ayuda a reconocer cómo ha cambiado el perfil de algunos futbolistas en los últimos años. Castro nos recuerda que debido al escándalo Piqué se vio en la necesidad de realizar una transmisión en la plataforma Twitch a las pocas horas de haber perdido un partido importante en la Liga.  “Ha comentado en entrevistas que tiene tanto trabajo además del fútbol que duerme lo justo para sobrevivir. A los futbolistas se les paga millonadas de dinero para que cumplan con su trabajo y le invierten tanto tiempo a las otras labores que no cumplen con aquello que los ha hecho millonarios, figuras importantes”, indica la filósofa. Franco, por su parte, resalta el hecho de que Piqué tiene un privilegio con el que cuentan pocos. “Para mi el tema ético está en ¿por qué un futbolista de un club tiene el privilegio o la posibilidad de tratar este tema? Porque es dueño de una empresa”, señaló. 

Castro también reconoce algunas contradicciones en el accionar del futbolista catalán. “Piqué ha criticado que el mundial sea en Qatar. Junto con Rubiales dicen que lo que están haciendo es para ayudar a las mujeres de Arabia Saudita incentivando su participación en el fútbol. Ahora de pronto se adhiere a la lucha feminista cuando el interés podría estar en traer mucho dinero”, expuso. 

Por su parte, Illa señala que las críticas al futbolista-empresario también pueden tener su origen en el contexto político. “Aunque Piqué nunca se ha declarado independentista, el Barcelona siempre ha estado posicionado con el derecho de decidir de Cataluña. Estoy seguro que si hubiera sido un jugador más identificado con el ideal español de la unidad de la nación no se hubiera levantado tanta polémica” señaló enfáticamente. 

¿Cuáles son los intereses de Piqué? ¿La negociación empresarial por una comisión, la defensa de las mujeres o es doblemente señalado por ser catalán? La reflexión y el análisis desde una perspectiva ética no nos llevarán a respuestas cerradas y quizás por el contrario abran nuevas preguntas.

EL CONFLICTO DE INTERESES

Pese a que nuestros expertos no están de acuerdo en las motivaciones que han empujado a que este caso se ubique en el centro de la agenda mediática, sí concuerdan en el conflicto de intereses en el que habría incurrido el futbolista.

Oscar Sánchez, docente universitario y doctorando en Ética y Democracia por la Universitat de València, plantea que este tema refleja cómo los intereses de una persona pueden colisionar con intereses de carácter colectivo. “En el primero estaría el caso Piqué y las empresas o corporaciones del ámbito privado. El Banco Mundial, Transparencia Internacional, la OCDE, etc. establecen pautas para que en el mundo del comercio haya reglas mínimas básicas para garantizar una convivencia saludable y con pactos éticos importantes. Estos organismos señalan que cuando una persona ve que sus intereses pueden verse favorecidos en desmedro de aquel espacio corporativo empresarial con el cual se ha asumido un compromiso entonces es importante separar los planos”, explicó Sánchez. “En el ámbito de lo público la cuestión es mucho más clara y tajante ¿no? Bajo ningún criterio lo privado puede perjudicar a lo público, al bien público ¿Cuál sería la medida a tomar en ambos ámbitos? Dar un paso al costado porque, ojo, los conflictos de intereses no significan que ya se hizo algo ilegal sino más bien abren la puerta a la posibilidad de que se produzca algo ilegal”, señaló. 

En la misma línea se encuentra Castro. “Creo que es analizable pensar en el conflicto de intereses, de no poder ser juez y parte. La respuesta que da Piqué todo el tiempo sobre no centrarse en la gente que piensa mal y que él tiene dinero suficiente. En el ámbito de los negocios, el discurso de los empresarios siempre es “yo tengo tal moral y podemos pensar diferente pero no importa porque es legal”. Entonces el caso tematiza la necesidad de la reflexión ética que trasciende la legalidad”, expuso. “Justo veía a periodistas de México que planteaban que probablemente todo es legal porque este tipo de casos no habían ocurrido antes pues el fenómeno del futbolista empresario millonario es más o menos  nuevo, por ello al no haber tantos casos no hay jurisprudencia suficiente y se amparan en el vacío de la ley”, acotó. Los tiempos y contextos cambian siempre, la forma en la que vivimos y convivimos se establece con nuevas normas ¿sería lo legal el único elemento a analizar?

Según Oscar Sánchez, el jugador no entra en este debate. “Creo que a él no le da la gana de entender. Los periodistas que lo han confrontado le hacen saber que es empresario, pero también jugador de una federación. El presidente de esa federación tiene responsabilidades reglamentarias que asumir, pero a la vez es su socio comercial. Entonces es bien difícil que cuando ese socio comercial está en la cancha jugando fútbol se le den sanciones enérgicas”, indicó el docente.

Para Illa, Piqué aprovechó los contactos que tiene de toda su carrera. “Desde ahí se podría pensar en el aprovechamiento de cierta información que no tendrían otros empresarios, pero con los contactos juegan todos los empresarios y eso también hay que decirlo, ¿hasta qué punto esas puertas son éticamente aceptables? Lo que parece que ha levantado polémica es que fuese la empresa de Piqué quién la consiguiera con una comisión y aprovechando sus contactos e información privilegiada” afirmó el historiador. “Que un jugador de un equipo de fútbol esté haciendo negocios, siendo jugador, con el presidente de la Federación Española de Fútbol para llevar una Supercopa a Arabia Saudita en la que el propio equipo del jugador participa es ahí donde vemos el conflicto de intereses más claro”, añadió.

EL DESAFÍO ÉTICO

El caso Piqué abre nuevos dilemas y cuestionamientos, Jorge Illa cuestiona elementos vinculados al caso y su tratamiento “me gustaría mencionar que nadie pone en entredicho cómo se consiguió la información que se logra de una manera ilegal robando información al presidente de la Federación Española de Fútbol. ¿Hasta qué punto debemos admitir que se consiga de esta manera? ¿Hasta dónde aceptamos que las informaciones conseguidas de manera no legal sean aceptadas?”. El debate sobre cómo se accede a ciertas primicias, ¿en qué ocasiones es legítimo? ¿Cuándo hay alguien en peligro? ¿Qué tema de interés público se plantea en el caso?

TAMBIÉN LEE: Cuerpos en juego, un informe sobre la sexualización de las deportistas

Aldo Franco por su parte muestra su preocupación por los argumentos que usa el delante para defenderse. “El punto siempre es que esto beneficia a todos los clubes. A los más grandes y a los más pequeños porque entra más plata. Sin embargo, él no ha sido elegido representante por ningún gremio de jugadores para que traiga dinero. No hay ningún acto deliberativo detrás para que él se arrogue la representación de todos los clubes españoles. Entonces su defensa es puramente consecuencialista “más plata, más plata” pero el proceso no ha sido transparente, aunque él diga que sí”, explicó.

El fútbol no está fuera del mundo y por tanto los futbolistas no son figuras sin contexto o intereses, ¿Piqué cometió un delito? Todo indica que no, pero ¿su comportamiento plantea dilemas éticos? Los expertos señalan que hay conflicto de intereses al ser jugador activo, empresario, juez y parte de una negociación. Pero más allá de ello, quizás este caso nos plantea la urgencia de analizar el nuevo modelo de futbolista empresario. ¿Quiénes son? ¿Qué los caracteriza? ¿Cómo cambiarán las reglas de juego? ~

Total
0
Shares
Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Publicaciones relacionadas
Leer más

109 veces Lolo

No lo vieron jugar, ni siquiera lo conocieron; sin embargo, Lolo Fernández continúa siendo motivo de devoción entre los hinchas de Universitario. El recuerdo del gran ídolo crema no sólo ha trascendido a través de sus goles, sino también por los valores que inculcó dentro y fuera de los campos de juego.
Leer más

‘Campolo’, el rosado más grande

El Sport Boys Association cumple hoy 95 años. Dentro de su historia tiene un lugar de excepción Jorge ‘Campolo’ Alcalde, uno de los más prolíficos goleadores del fútbol peruano. El historiador y escritor chalaco Fabrizio Tealdo Zazzali rescata la figura de un delantero que supo inflar redes con la camiseta rosada y con internacionales como la del River Plate
Leer más

¿La hora nacional?

En estos días de polémica —un tanto absurda— sobre quién fue el mejor entrenador de la historia de nuestro fútbol, vale la pena recordar a los técnicos nacionales que dirigieron la blanquirroja. Nuestro columnista Pedro Ortiz Bisso hace un repaso por entrenadores, algunos ninguneados como el ‘Cholo’ Heredia, aquellos que fueron fusibles como Freddy Ternero o Franco Navarro y de los que tuvieron chances limitadas como Moisés Barack. ¿Será Juan Reynoso el próximo de la lista?
Total
0
Share